De convertirse en hospital de media y larga estancia

Denuncian el desmantelamiento de la Unidad de Medicina Tropical y Consejo del Viajero del Hospital Carlos III de Madrid

Actualizado 29/11/2012 16:01:49 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Medicina Tropical y consejo del Viajero del Hospital Carlos III podría desaparecer si, finalmente, la Consejería de Sanidad de Madrid convierte el hospital en centro de media y larga estancia, tal y como ha anunciado la pasada semana, y elimina algunas de las unidades de especialización que se desarrollan actualmente.

Así lo ha denunciado a Europa Press el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas y de Medicina Tropical de dicho centro hospitalario, el doctor Sabino Puente, quien asegura que, aunque la unidad en sí no desaparezca, al eliminar otras especialidades del centro se reduce la capacidad de la misma.

"Aquí todas las unidades nos apoyamos unas en otras. Si nos quedamos solos, sin otra serie de especialidades no podemos hacer nada. Así acaban con la unidad", afirma este experto que, gracias a que lleva relacionado con esta especialidad desde 1974, ha visto como con los años se ha convertido en un centro de excelencia reconocido internacionalmente.

"Esta opción acabaría con la atención integral que se viene dando y que lo ha convertido en un centro reconocido en España y el extranjero", añade.

La unidad, que cuenta con unos 7 trabajadores, es uno de los pocos centros de Madrid especializados en Medicina Tropical, el desarrollo de esta labor les llevaba el pasado mes de julio a describir por primera vez en el mundo una infestación humana por larva de mosca, es decir, una miasis provocada por el género 'Hypoderma sinense'.

"Es una unidad de referencia y, junto con otro hospital en Barcelona, somos uno de los dos únicos centros en España que cuenta con atención antes del viaje y después del viaje no solo ambulatoria", afirma Puente.

A su juicio, su eliminación o la reducción de las unidades adscritas al centro, "supondría una gran perdida para los ciudadanos", especialmente para los de la Comunidad de Madrid.

Este experto, que tacha de "incomprensible" la decisión tomada por la consejería en lo referente al nuevo modelo de gestión que pretende articular, recuerda que por su unidad el pasado año pasaron por el área de Consejo del Viajero más de 11.000 personas, mientras que por la Unidad de consulta de Medicina Tropical se superaron los 1.500 pacientes atendidos. "Pocas unidades en el mundo tienen este volumen de atención después del viaje", afirma.

En cuanto al futuro, explica, la unidad está "a la espera del devenir del hospital", y entiende que, finalmente, se podría optar por ser únicamente una unidad de consejos al viajero, como otras existentes en Madrid, aunque esta opción "clama al cielo".

ONG RECLAMAN QUE SE MANTENGA.

Manos Unidas y la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España han publicado sendas cartas de apoyo a la Unidad, a las que ha tenido acceso Europa Press, donde han mostrado su "preocupación", por el desmantelamiento de la misma o su traslado a otros centros.

Desde Manos Unidas, su secretario general Rafael Serrano Castro solicita a las autoridades competentes que reconsideren la decisión porque "se vería afectada muy negativamente la atención sanitaria de muchísimas personas, entre las que se encuentran tanto cooperantes, misioneros y desplazados a las zonas tropicales".

Así, espera que "el Hospital Carlos III pueda seguir ejerciendo su gran labor de la que se benefician numerosas personas que son atendidas por personal especializado y con gran experiencia".

Por su parte, Mercedes Ruiz-Giménez Aguilar, presidenta de la Coordinadora de ONG, añade que "el traslado de dichas unidades a otros Centros repercutiría muy negativamente en su actividad, además que sería inviable su acoplamiento".

La Unidad de Enfermedades Tropicales depende del Servicio de Enfermedades Infecciosas y cuenta en este momento con dos consultas que funcionan los cinco días de la semana. Esta especialidad es histórica en el Hospital Carlos III ya que recoge la herencia del antiguo hospital del Rey, especializado en medicina tropical y del viajero desde principios del siglo pasado.

Las patologías más frecuentes que se tratan en esta Unidad son las transmitidas por alimentos (parasitosis intestinales, diarrea, hepatitis A y fiebre tifoidea) y otras enfermedades típicas del área del trópico como son la malaria, el dengue y fiebre amarilla.

En él se han hecho los primeros diagnósticos de algunas enfermedades en España, e, incluso en el mundo; del mismo modo su casuística en algunas enfermedades es la mayor de España y de las mayores del mundo.

Además, forma parte de la Red de Investigación Cooperativa en Enfermedades Tropicales (RICET), dependiente del Instituto de Salud Carlos III.

Del mismo modo, el hospital tiene un laboratorio de Microbiologia y Parasitología con una amplia experiencia y que dispone de métodos diagnósticos que pocos centros españoles tienen

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.