Contador

Cuando el médico no ve la obesidad como una enfermedad

SEEDO lucha contra la obesidad
PIXABAY
Publicado 23/11/2017 17:04:40CET

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado en Estados Unidos ha constatado que un porcentaje significativo de médicos no considera la obesidad como una enfermedad, lo que impide su diagnóstico constituye una barrera para su tratamiento, según los resultados publicados en la revista 'Obesity'.

El estudio 'Action' involucró a más de 3.000 pacientes con obesidad de los que entre un 71 por ciento admite haber conversado con su médicos sobre su médico en los últimos 5 años. Sin embargo, pese a ello solo el 55 por ciento ha sido diagnosticado de obesidad.

El objetivo era identificar las principales barreras a la atención desde el punto de vista de las personas con obesidad, de los profesionales sanitarios y empleadores. Y según el Comité Directivo que ha liderado la iniciativa, patrocinada por Novo Nordisk, los resultados inducen a la colaboración para mejorar la educación, así como el cuidado y apoyo a las personas con obesidad.

"Aquellos que estamos en la comunidad médica debemos preguntarnos por qué esta enfermedad epidémica, como lo es la obesidad, no se diagnostica y trata con la misma urgencia y atención que cualquier otra enfermedad grave", según ha destacado el director del Instituto de Obesidad, Metabolismo y Nutrición del Massachusetts General Hospital Weight Center (Estados Unidos), Lee Kaplan, miembro del comité de dirección de 'Action' y autor principal del estudio.

Junto a este problema, otras barreras que obstaculizan la atención integral de este problema es que, en ocasiones, las personas con obesidad participan en varios intentos por perder peso pero solo unos pocos son capaces de mantener la pérdida de peso alcanzada.

O que, a pesar del reconocimiento de la obesidad como una enfermedad, la mayoría de las personas con obesidad consideran que la pérdida de peso es responsabilidad suya, lo que puede impedirles a buscar la ayuda de su médico.

Asimismo, el diálogo paciente-profesional sanitario sobre el control del peso es insuficiente con pocas visitas de seguimiento, mientras que los programas de bienestar del empleador no satisfacen las necesidades de las personas con obesidad.

"Las barreras identificadas en el estudio destacan las oportunidades de cubrir los vacíos de conocimiento para facilitar la verdadera colaboración entre los diferentes agentes involucrados", explica la coautora del estudio y miembro del comité directivo de 'Action', Ángela Golden.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter