Análisis de 19 pruebas comunes

El cribado de adultos asintomáticos muestra escasa reducción en la mortalidad

Mamografía
Foto: FLICKR/ GOVERNO DO ESTADO DE SÃO PAULO/ CCBY 2.0
Actualizado 15/01/2015 13:54:17 CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La detección de la enfermedad es un componente clave de la atención sanitaria moderna. Sin embargo, varias pruebas populares de detección se han topado con la controversia; es el caso de pruebas como la de detección del cáncer de mama en mujeres de entre 40 y 49 años de edad y del cáncer de próstata en los hombres sanos, que han ido perdiendo apoyo en Estados Unidos.

   Un nuevo artículo publicado este miércoles en 'International Journal of Epidemiology' dice que las pruebas controladas aleatorias, el método de oro estándar de evaluación, muestran que pocas pruebas disponibles actualmente para diagnosticar enfermedades, donde la muerte es el resultado más común, han mostrado reducciones en la mortalidad específica de la enfermedad.

   Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California, Estados Unidos, evaluaron 39 pruebas de detección de 19 principales enfermedades procedentes de 48 ensayos controlados aleatorios (RTC, por sus siglas en inglés) y nueve metaanálisis identificados a través de la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas y PubMed para averiguar si la detección de adultos asintomáticos de las principales enfermedades llevó a una disminución de la mortalidad específica de la patología y por todas las causas.

   Sólo había estudios clínicos aleatorizados disponibles para 19 pruebas en 11 enfermedades: aneurisma de aorta abdominal, cáncer de mama, cáncer cervical, cáncer colorrectal, cáncer hepatocelular, cáncer de pulmón, cáncer oral, cáncer de ovario, cáncer de próstata, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular.

   Los autores mostraron que existe evidencia de una reducción en la mortalidad de sólo el 30 por ciento de las estimaciones de la mortalidad específica de la enfermedad y el 11 por ciento de las estimaciones de la mortalidad por todas las causas de los ensayos controlados aleatorios que analizaron.

   En el caso de la mortalidad específica de la enfermedad, los hallazgos de los ensayos controlados aleatorios individuales están respaldados por la evidencia de cuatro metaanálisis, pero ninguno de los seis metanálisis que incluían estimaciones de mortalidad por cualquier causa produjeron evidencia de una reducción en la mortalidad.

   Los investigadores sostienen que las pruebas aleatorias deben considerarse en una base de caso por caso, dependiendo de la enfermedad, y agregan que es probable que el cribado sea eficaz y justificable para una variedad de otros resultados clínicos, además de la mortalidad. "Sin embargo -concluyen-- nuestra visión general sugiere que las expectativas de los principales beneficios del cribado en términos de reducción de la mortalidad deben ser tomados con cautela".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter