Crean un sello de calidad dental para proteger a los pacientes

Publicado 20/07/2018 13:51:23CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Pacientes y usuarios de clínicas odontológicas de Madrid han creado un sello de calidad, llamado 'Compromiso y Seguridad Dental', para evitar "los no pocos abusos e irregularidades" que llevan a cabo las clínicas privadas, según las palabras de la presidenta del mismo, Alba Castañé, y "para proteger a los usuarios y los pacientes".

"La salud dental de los ciudadanos está en manos de clínicas privadas, ya que los servicios que ofrece la sanidad pública son mínimos. Esta situación ha provocado no pocos abusos e irregularidades y nuestro objetivo es proteger a los pacientes, aportando calidad y transparencia al mercado", ha indicado Castañé.

El certificado tiene como objetivo crear un estándar de calidad dental y unos servicios legitimados, respaldados por expertos, universidad y sociedades científicas. Para recibir el sello, las clínicas dentales deben superar cada año una auditoría que afecta a aspectos de su actividad, desde la calidad asistencial y sanitaria, al equipamiento y al precio.

Hasta la fecha se han certificado 60 clínicas en España y está previsto que a lo largo de 2018 se certifiquen más clínicas por todo el territorio nacional.

DERECHOS DE LOS PACIENTES DE LAS CLÍNICAS DENTALES

El sello ha creado un decálogo que define el concepto de calidad en la clínica dental. Los derechos incluidos marcan la asistencia en las clínicas certificadas con el sello.

En primer lugar se ha resaltado el derecho a ser atendido por profesionaes capacitados y en permanente formación. Le sigue el derecho a ser tratado con técnicas eficientes y seguras y el derecho a ser tratado con productos y materiales de primera calidad.

En cuarto lugar se encuentra el derecho a ser atendido en unas instalaciones adecuadas y con instrumentos de calidad, además del derecho a ser atendido con la celeridad que requiera cada caso.

Éste está seguido del derecho a recibir un diagnóstico y un presupuesto de manera detallada y clara. El séptimo y el octavo derecho, respectivamente, lo constituye en primer lugar el derecho a una comunicación clara y veraz sobre las opciones de tratamiento y en segundo lugar el derecho a disponer de su historial para buscar segundas opiniones.

El decálogo finaliza con el derecho a una total confidencialidad de su historial médico y el derecho a recibir un trato cordial y profesional.