Regresa a Gandia un mes después

Cooperante valenciano pide prevención y más medios para frenar el ébola a su vuelta de Sierra Leona

Voluntario valenciano en centro contra el ábola en Sierra Leona
CRUZ ROJA
Publicado 15/01/2015 10:28:54CET

VALENCIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cooperante Toni Martí, que ha regresado a Gandia (Valencia) después de un mes en Sierra Leona como voluntario de Cruz Roja, ha destacado la importancia de la prevención y de contar con más medios para frenar el ébola.

Para Martí, era la segunda vez que participaba en la construcción de un Centro de Tratamiento de Ébola (CTE), en Kono, en la provincia de Koidu que está al este del país, "una zona donde la epidemia ha sufrido un repunte importante y de ahí la necesidad" de estas instalaciones.

El centro ya funciona y el pasado fin de semana ingresaron los primeros afectados. En él, un centenar de profesionales atienden las 24 hores a una media de entre 50 y 60 personas.

Martí destaca el agradecimiento mostrado a Cruz Roja por su presencia y asistencia en ese lugar, donde vivió Nochevieja y compartió "una noche un poco especial" con el resto de voluntarios". A las 6.00 horas, retomaron el trabajo, que han desarrollado "de sol a sol".

El voluntario valenciano ha remarcado la necesidad de instalar más centros de este tipo para abarcar más zonas. "Hacen falta muchos recursos y la comunidad internacional ha de continuar aportando ayuda para frenar la epidemia", recalca.

No obstante, relata que "la población lo vive con cierta normalidad, a pesar de la alarma que hay", punto en el que apunta como "imprescindible" la información para concienciar a la población. Así, mantiene que "el tratamiento es fundamental, pero también hay que incidir en la prevención", ámbito del que se ocupa Cruz Roja.

Para dar a conocer la enfermedad y evitar contagios hay diversas campañas en marcha para que cuando la gente note algún síntoma, acuda a los centros, entre otras medidas para frenar la expansión del ébola.

Según explica Martí, "poner en marcha estas medidas en las ciudades es más fácil, pero en las zonas rurales cuesta más hacer llegar la información, por eso hay que continuar trabajando".

De hecho, asegura que "aún hay mucho por hacer" y confiesa que, en su caso, lo tiene claro: "si me pidieran ir de nuevo, no me lo pensaría". "Estoy esperando que me llamen para volver", sentencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter