'Annals of Internal Medicine'

Contracciones cardiacas específicas pueden predecir fibrilación auricular

Actualizado 07/10/2014 7:42:39 CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un monitor cardiaco comúnmente usado puede ser una herramienta simple para predecir el riesgo de fibrilación auricular, la irregularidad del ritmo cardiaco más frecuentemente diagnosticada, según informan investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), Estados Unidos, en la edición de este martes de la revista 'Annals of Internal Medicine'.

   Estos científicos vieron que los pacientes con contracciones auriculares prematuras (PAC) detectadas a lo largo de un periodo 24 horas por un Holter, un dispositivo electrónico portátil para monitorear la actividad eléctrica del corazón, tienen un riesgo sustancialmente mayor de fibrilación auricular. Los PAC son latidos prematuros que se originan en la aurícula o las dos cámaras superiores del corazón.

"Hemos tratado de determinar cómo los PAC predicen la fibrilación auricular en comparación con el modelo establecido pero sustancialmente más complejo de predicción derivado del estudio del corazón Framingham --dijo el autor principal, Gregory Marcus, profesor asociado de Medicina especializado en Electrofisiología en la División de Cardiología de UCSF--. Como los PAC pueden tener una relación causal con la fibrilación auricular, es teóricamente posible que su erradicación, por ejemplo con drogas o un procedimiento con catéter, podría modificar el riesgo de fibrilación auricular".

   Las personas que padecen fibrilación auricular pueden no mostrar ningún síntoma, pero la enfermedad aumenta el riesgo de insuficiencia cardiaca o derrame cerebral. La fibrilación auricular se produce cuando señales eléctricas rápidas y aleatorias hacen que las aurículas se contraigan de manera irregular y rápida.

   Marcus y sus colegas estudiaron una muestra aleatoria de personas de 65 años y más a las que se les colocó un Holter durante 24 horas como parte del 'Estudio Nacional de Salud Cardiovascular' realizado entre 1989 y 1990. En el subgrupo de 1.260 participantes sin fibrilación auricular diagnosticada previamente, los que tuvieron un mayor PAC o más contracciones registraron un 18 por ciento más de riesgo de padecer fibrilación auricular.

   Posteriormente, los investigadores compararon sus resultados con el modelo del 'Framingham Heart Study', que utiliza información sobre el índice de masa corporal (derivado de la altura y el peso), datos demográficos, antecedentes médicos e información de electrocardiogramas para calcular la predicción del riesgo.

   "Aunque este estudio es prometedor en cuanto a la detección de una medida relativamente sencilla y potente para predecir la fibrilación auricular y puede dar algunas pistas sobre las estrategias específicas que podrían realmente trabajar para prevenir la enfermedad, es importante destacar que no fue diseñado para demostrar una relación causal de vínculo entre PAC y fibrilación auricular de nuevo inicio", advirtió Marcus.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter