'Contoura Vision' (Alcon) permite procedimientos láser más personalizados en miopía y astigmatismo

Publicado 18/06/2018 11:59:51CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

'Contoura Vision', un tratamiento LASIK guiado por topografía de Alcon (división de Novartis), permite a los cirujanos realizar procedimientos láser más personalizados en pacientes con miopía, o miopía y astigmatismo, basándose en la topografía de la córnea de cada ojo, según se ha puesto de manifiesto durante un encuentro organizado por la compañía.

"Esta tecnología nos permite personalizar el tratamiento de la miopía y del astigmatismo en función de las características individuales y únicas de cada córnea", ha dicho el MD, FEBO Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva del Hospital CUF Porto (Portugal), Tiago Monteiro.

Asimismo, prosigue, la principal innovación introducida por la tecnología 'Contoura Vision' es la posibilidad de realizar una terapia primaria de miopía y astigmatismo guiado por topografía. El tratamiento permite un perfil de ablación personalizado y adaptado a cada uno de los pacientes.

Se puede aplicar en la cirugía convencional LASIK (femtosegundo o microqueratótomo) o en técnicas de ablación de superficie como la PRK que, según los expertos reunidos en el encuentro. Los resultados del estudio clínico aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), demostraron que el procedimiento LASIK guiado por topografía personalizada, 'Contoura Vision', ofrecía "importantes mejoras" en la agudeza visual y la calidad de la visión.

En concreto, más del 30 por ciento de los ojos lograron una mejor agudeza visual sin corrección 12 meses tras la cirugía y el 92,6 por ciento de los ojos consiguieron una visión 20/20 o mejor, en concreto, el 64,8 por ciento experimentaron una visión 20/16 o mejor, y el 34,4 por ciento pudieron ver 20/12,5 o mejor, 12 meses después de la cirugía.

Además, el procedimiento también mostró reducciones significativas en algunos de los síntomas visuales asociados al LASIK como deslumbramiento, sensibilidad a la luz, dificultad para conducir de noche y dificultad para leer. "La técnica proporciona una mejora significativa de algunas molestias subjetivas reportadas por los pacientes antes de la cirugía, tales como: sensibilidad al deslumbramiento lumínico, la dificultad en la conducción por la noche, la velocidad de lectura y el glare", ha zanjado Monteiro.