Consejos ante posibles quemaduras por petardos en Fallas

Cremà de Valencia en las Fallas
Reuters
Publicado 16/03/2016 11:51:37CET

   VALENCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los farmacéuticos valencianos ofrecen una serie de consejos de actuación ante posibles quemaduras por petardos, 'masclets' y otros productos pirotécnicos durante las Fallas, periodo en el que es "habitual" un incremento de las consultas en las boticas sobre cómo tratar lesiones por la manipulación de este material. Si son leves, se debe lavar las heridas con agua y jabón y evitar hielo sobre ella.

   Estas quemaduras suelen ser de "carácter leve" y se producen, sobre todo, en las manos y brazos cuando se hace estallar productos como petardos o masclets, cuya explosión conlleva un mayor riesgo, según ha informado la entidad colegial en un comunicado.

   Desde el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) recomiendan tomar una serie de precauciones antes de manipular cualquier tipo de artículo pirotécnico, como encenderlos desde el suelo, no guardar artefactos en los bolsillos, hacer uso de una mecha para disponer de más tiempo para alejarse del petardo una vez encendido y dejar una distancia de seguridad adecuada, no acercar la cara u otra parte del cuerpo a cualquier material pirotécnico encendido así como utilizarlos en espacios abiertos donde no exista riesgo de provocar un incendio.

   Si se produce algún tipo de quemadura leve, los farmacéuticos valencianos aconsejan lavar rápidamente con agua tibia y jabón para eliminar sustancias nocivas, aliviar el dolor y bajar la hinchazón. "A diferencia de lo que se piensa no es aconsejable aplicar hielo directamente sobre la herida ya que éste puede quemar la piel. Una vez la zona afectada esté limpia, se debe secar bien y cubrir con una gasa o apósito y retirar enseguida todos aquellos objetos que estén en contacto directo con la piel como anillos, relojes o pulseras", ha indicado Mª Luisa Bertomeu, vocal de dermocosmética del MICOF.

   Si la quemadura es de mayor gravedad y se observa la aparición de ampollas, los boticarios recomiendan no romperlas y evitar tocar la herida ya que se podría infectar. Lo mejor, ha recalcado, "es desinfectar la herida con un antiséptico y poner un poco de pomada para quemaduras". A continuación se debe colocar un apósito limpio y seco.

   En el caso de que la ampolla se rompa, el procedimiento sería igual al de una herida. Por ello, es aconsejable lavarse previamente las manos con agua y jabón y desinfectar la zona con un antiséptico. Además hay que retirar la piel muerta de alrededor de la herida con unas pinzas y tijeras estériles. Tras retirar esta piel, se debe desinfectar de nuevo la herida y cubrirla con un apósito suave. Ante quemaduras de mayor gravedad, los farmacéuticos subrayan que se debe acudir "inmediatamente" a un centro de salud u hospital para recibir atención sanitaria.