Conocer el genoma del cáncer ¿un derecho o un lujo para los pacientes?

Adn, genes, genética
PIXABAY/TYPOGRAPHYIMAGES - Archivo
Publicado 20/03/2018 14:54:25CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Diferentes expertos han defendido este martes la importancia de que todo paciente oncológico tenga derecho a conocer el mapa genético de su tumor, ya que eso implicaría el acceso universal a las plataformas de secuenciación genómica para el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Durante el IV Simposio Nacional de Genómica Aplicada en Oncología, celebrado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el jefe del Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Madrid, Enrique Grande, ha admitido que este conocimiento no solo es de utilidad en el momento del diagnóstico, para identificar el origen del tumor.

También posteriormente, ha apuntado, es clave para el análisis de los cambios en las rutas de crecimiento del tumor, ya que son estos cambios los que condicionan las resistencias a fármacos en el tratamiento de tumores metastásicos.

Así, si un paciente deja de responder a un primer fármaco, este mapa ayuda al oncólogo a identificar la diana terapéutica más adecuada para seguir actuando en segunda línea de tratamiento.

"Un lujo es algo accesorio, que no importa dejar de tener, y un derecho es algo necesario; a día de hoy, todos los pacientes deberían tener acceso al conocimiento de la biología molecular que tiene su tumor", ha insistido Grande.

Por su parte, el oncólogo Jaume Capdevilla, de la Unidad de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Hospital Universitario de Vall d'Hebron de Barcelona y uno de los coorganizadores del simposio, ha reconocido que sin este avance previo en la aplicación de las disciplinas relacionadas con el estudio de los genomas, "la medicina personalizada nunca será posible, ya que necesita de un mejor conocimiento de la biología del tumor y de la biología implicada en todo el nicho tumoral".

AVANCES EN FÁRMACOS EPIGENÉTICOS

Otro de los aspectos relevantes que se ha destacado durante el encuentro ha sido la investigación en fármacos epigenéticos que, aunque muy prometedores, todavía parecen estar lejos de tener un impacto en la práctica clínica real.

La epigenética es una parte de la biología molecular en auge, que consiste en el estudio de alteraciones moleculares que podrían impactar o no en la expresión de determinados genes. Así, por ejemplo, una persona podría tener un gen alterado y aparentemente inactivo que comenzara a expresarse tras la activación o inhibición de otro gen.

"Es muy difícil, con la tecnología actual, entender qué impacto tienen esas alteraciones epigenéticas en el comportamiento y la biología del tumor", apunta el doctor Capdevila. Por su parte, Grande ha admitido que es algo "un poco de ciencia ficción" pero admite que el reto pasa por incorporar estos marcadores epigenéticos a la práctica clínica para su uso en la toma de decisiones de diagnóstico y tratamiento en Oncología.