Condenan al Sergas a pagar 25.000 euros por el retraso de diagnóstico de un niño con glaucoma, que quedó ciego

Actualizado 05/07/2013 13:24:18 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado número 1 de lo Contencioso Administrativo de Santiago ha condenado al Servizo Galego de Saúde a indemnizar con 25.000 euros a la familia de un niño de Mos (Pontevedra) que quedó ciego tras un retraso en el diagnóstico y el tratamiento de un glaucoma.

Según ha informado el Defensor del Paciente, que se ha encargado del caso, la sentencia estima el recurso y obliga al Sergas a indemnizar a la familia del niño después de que el Hospital Xeral de Vigo tardase más de 17 meses en medir la tensión ocular del pequeño, que había sufrido un accidente jugando.

Tras el traumatismo ocular, ocurrido en enero de 2005, el niño fue intervenido de urgencia por el servicio de Oftalmología del Hospital Xeral-Cies de Vigo, donde le realizaron el seguimiento post-cirugía y le efectuaron varias intervenciones secundarias.

A pesar de ello, señala el Defensor del Paciente, el niño, de 5 años, "empeoraba", por lo que los padres "decidieron acudir a una clínica altamente especializada en Oftalmología, en la que le diagnosticaron un glaucoma muy avanzado, tras medirle la tensión ocular".

Los progenitores del paciente recurrieron entonces al servicio de oftalmología del Chop, donde, tras dos intervenciones quirúrgicas más, "nada se pudo hacer por salvar el ojo del niño, ya que el glaucoma había avanzado de forma irreversible deteriorando el nervio óptico hasta generar la pérdida total de la visión".

El juzgado considera que "en modo alguno se trata de un glaucoma congénito", que era lo que alegaba el Sergas, sino "postraumático" y que "no fue diagnosticado porque no se midió la tensión ocular". Por ello, indica, "hubo un retraso en el diagnóstico y también en el tratamiento".

La familia del menor recurrirá la sentencia, según ha explicado el abogado Cipriano Castreje, dado que consideran que no se trata de un mero retraso, sino de "una evidente mala praxis médica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter