Contador

Con apoyo de la Fundación SEUR

Comienzan las pruebas clínicas del exoesqueleto infantil con niños con atrofia muscular espinal

Exoesqueleto
CSIC
Publicado 15/11/2016 15:01:33CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer exoesqueleto del mundo dirigido a niños de entre 3 y 14 años con atrofia muscular espinal, una enfermedad genética degenerativa por la que los afectados pierden la capacidad de caminar o no llegan a hacerlo nunca, desarrollado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), va a comenzar, con el apoyo de la Fundación SEUR, las pruebas clínicas.

El dispositivo, de 12 kilogramos de peso y fabricado con aluminio y titanio, está diseñado para ayudar al paciente a caminar, en algunos casos, por primera vez.

Así, tras una fase preclínica en la que se han hecho las primeras pruebas tanto en el Hospital Infantil San Juan de Dios de Barcelona, como en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, ha llegado el momento de pasar a la fase clínica de esta estructura, compuesta por largos soportes que se ajustan y adaptan al tronco del niño, además de unos motores en las articulaciones que imitan el funcionamiento del músculo humano, aportando la fuerza necesaria para que el niño se mantenga en pie y pueda caminar.

La tecnología, que ya ha sido patentada de forma conjunta por el CSIC y su empresa de base tecnológica 'Marsi Bionics', podría estar en el mercado en un año, una vez obtenga el certificado 'CE' que permita su producción y comercialización. Todo dependerá de la nueva fase clínica que empezará en los próximos meses.

En concreto, en octubre ha comenzado el primer ensayo en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona (HSJD), con la financiación de la Comisión Europea a través del programa 'ECHORD++', este durará tres meses durante los cuales se realizarán pruebas de usabilidad del exoesqueleto dentro del propio hospital. En estos ensayos participan ocho niños con edades entre los 3 y 9 años con AME tipo 2.

A DOMICILIO

El segundo ensayo comenzará en enero de 2017 en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid (HRC) y tendrá una duración de un año. Esta investigación clínica está financiada por la Fundación Mutua Madrileña y en él se medirá el impacto del exoesqueleto en la calidad de vida de los niños.

El estudio se realizará a domicilio integrándolo en las actividades diarias de los pequeños para evaluar el beneficio psicológico para el niño, así como la mejora de la autonomía, autoestima, sociabilidad, etc. Para estas pruebas se seleccionará a uno de los tres niños incluidos en el estudio, ya que por ahora solo se dispone de un exoesqueleto.

Fundación SEUR se ha implicado desde el principio en este proyecto llegando a un acuerdo con Marsi Bionics, la empresa que desarrolla los exoesqueletos, para realizar el transporte del exoesqueleto de forma gratuita, tanto para los ensayos pre-clínicos como para los clínicos que se iniciarán en octubre en Barcelona y en enero en Madrid.

Además, la compañía también se encarga del traslado del exoesqueleto a ferias internacionales como la feria internacional 'AUTOMATICA' celebrada en Munich (Alemania), para impulsar el proyecto a través del conocimiento del mismo por expertos e instituciones con el objetivo de conseguir que el proyecto llegue al mayor número de afectados posible para mejorar su calidad de vida.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter