El COEM acerca la atención bucodental a la Cañada Real

Publicado 05/02/2018 12:46:43CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El gabinete odontológico solidario del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) ha atendido a más de 1.500 niños desde 2013 en la Cañada Real, una de las zonas más marginales de la Comunidad de Madrid.

El presidente del COEM, Antonio Montero, ha visitado junto al consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, las instalaciones del gabinete, situado en la parroquia de Santo Domingo de la Calzada.

Montero ha explicado el objetivo con el que nace este gabinete pionero, a través de la Comisión de Compromiso Social y la Fundación del COEM (FCOEM), "perseguimos facilitar la asistencia bucodental a los cerca de 3.500 niños que viven en riesgo de exclusión, así como mejorar la educación en salud oral de estos menores y sus familias. Nuestro reto es mantenerlo, haciéndolo un proyecto sostenible".

La iniciativa se lleva a cabo gracias a dentistas voluntarios colaboran de forma altruista. Asimismo, se han organizado charlas, talleres educativos sobre higiene bucodental con las familias residentes en la Cañada Real y se ha formado a una persona de la zona para trabajar como auxiliar en el gabinete.

El proyecto cuenta con el respaldo de la Consejería de Sanidad de Madrid, ya que el gabinete sirve de enlace para acceder a los servicios sanitarios de la Comunidad. "Queremos agradecer la labor que realiza el COEM y su Fundación en esta unidad. La labor de los voluntarios que hacen posible este proyecto es vital y resulta magnifica para los niños atendidos", ha señalado Enrique Ruiz Escudero.

El gabinete está dirigido a atender a los 3.500 niños de hasta 16 años que se estima que habitan la zona. Para ser atendido es necesario pedir cita previa a través de los trabajadores sociales, la parroquia y las ONG. Los niños deben acudir a la consulta acompañados de sus padres. Los beneficiarios de este servicio pagan un precio simbólico de 3 euros por cada visita, independientemente del tratamiento que se les realice, con la finalidad de que el paciente de valor a la atención y se comprometa a continuar con sus cuidados adquiriendo unos correctos hábitos de higiene que le permitan disfrutar de una mejor salud oral.

La idea de llevar a esta zona la iniciativa surge en 2010, cuando se detecta la necesidad de ofrecer una atención especializada a la población, que ya recibía la de un médico de Atención Primaria. Un primer examen mostró la situación precaria de la salud bucodental de los niños y en ese momento la Comisión de Compromiso Social del COEM decide poner el proyecto en marcha este proyecto.

Es el propio COEM, a través de su Fundación, dota de los recursos necesarios al proyecto, y también recibe donaciones de material odontológico por parte de algunas casas comerciales, colegiados y otras organizaciones. Cualquier persona o entidad puede hacer su donación o participar.