Clínico de Salamanca analiza los beneficios de la sustitución parcial del arco aórtico en cirugía cardiovascular

Actualizado 11/06/2012 20:10:40 CET

Esta técnica evita daños neurológicos y el sangrado postoperatorio y su estudia opta al premio de la Sectcv

SALAMANCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca ha realizado un estudio sobre 26 pacientes en el que analiza los beneficios de la sustitución parcial del arco aórtico en intervenciones quirúrgicas cardiovasculares con el que opta a los premios que la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular (Sectcv) entregará con motivo de XXI Congreso, el cual tendrá lugar en Sevilla del 13 al 16 de junio.

Según se detalla en un comunicado remitido por la organización, esta técnica se realiza sin necesidad de interrumpir la circulación y evita daños neurológicos, al tiempo que evita el sangrado postoperatorio y acorta el tiempo de intervención y estancia en el hospital y en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI).

Las conclusiones de este estudio, que resaltan la "mejoría" de resultados" con respecto a la cirugía convencional "en algunos parámetros", serán presentadas en el congreso bienal de los cirujanos cardiovasculares españoles.

Así, en los doce pacientes con los que se empleó esta nueva técnica se redujo "significativamente" el tiempo de isquemia miocárdica, la duración de la circulación extracorpórea, la intervención, el tiempo de intubación, la estancia en la UVI y la hospitalización. También se disminuyó la tasa de complicaciones mayores, especialmente las neurológicas y el sangrado postoperatorio.

Los autores concluyen, pues, que la sustitución parcial del arco de la aorta es factible "sin necesidad de hacer parada circulatoria", y añaden que esta técnica "acorta los tiempos quirúrgicos y disminuye sus complicaciones".

ESTRATEGIAS HÍBRIDAS

Por otra parte, otro estudio que va a presentarse en el XXI Congreso de la Sectcv en Sevilla señala que las estrategias híbridas que combinan la cirugía abierta o convencional y la endovascular (por medio de catéter) pueden ser empleadas con éxito en el tratamiento de patología compleja de arco y aorta torácica.

El estudio, realizado sobre quince pacientes del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña concluye que "este abordaje combinado expande potencialmente el uso de las técnicas endovasculares aórticas y es una solución atractiva para pacientes quirúrgicos de alto riesgo". En el estudio, la supervivencia de los pacientes intervenidos fue del cien por cien a doce meses y del 75 por ciento a 60 meses.