China dice que su sistema de trasplantes no se nutre de presos ejecutados y que sus médicos son entrenados por españoles

Trasplante renal
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 03/07/2018 14:20:23CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director de la Comisión de Donación y Trasplante de Órganos de China, Huang Jiefu, ha asegurado este martes que el sistema de trasplante y donación de órganos del país asiático no se nutre de órganos de presos ejecutados, y ha informado de que los 2.000 especialistas en esta práctica clínica que trabajan en la región han sido entrenados por profesionales españoles.

Jiefu se ha pronunciado así con motivo del 27 Congreso Internacional de la Sociedad de Trasplantes 2018, que estos días se celebra en Madrid, y después de que el Centro para la Investigación de la Sustracción de Órganos en China (COHRC) haya publicado un informe en el que denuncia que la fuente principal de la "industria de trasplantes" de órganos en China son los prisioneros de conciencia pese a que, en 2015, el país declarase que había detenido la sustracción de órganos a los presos ejecutados por condena de muerte.

"China, como demuestra este sobresaliente, incisivo y bien documentado informe, sigue alimentando las violaciones a los derechos humanos y al mínimo respeto ético por sus ciudadanos, al permitir el asesinato para obtener los órganos para trasplantes. Este informe debe ser reconocido y considerado tanto por la comunidad de trasplantes como por los gobiernos en todo el mundo", ha afirmado el responsable de la división de ética médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York (EEUU), Arthur L. Caplan.

Además, ha advertido de que continúan los "abusos graves" en el sistema de trasplante de órganos de China, incluido el obtención de órganos de prisioneros de conciencia a gran escala. De hecho, considera que el "gran desarrollo" en los últimos años en la donación y trasplantes no es posible teniendo en cuenta que es un proceso que ha llevado décadas a otros países.

Y es que, tal y como han informado las autoridades chinas, actualmente hay 178 instituciones médicas de trasplante de órganos en China, aumentándose año tras año la cantidad de donaciones y trasplantes. Hasta mayo de 2018, en China se han realizado 17.600 casos de donación de órganos de fallecidos, 49.000 donaciones de grandes órganos y más de 65.000 trasplantes, incluidos los trasplantes de órganos vivos. Entre ellos, en 2017 se completaron 5.146 casos de donaciones de órganos, y se realizaron más de 16.000 casos de trasplantes de órganos, poniendo a China "en el segundo lugar del mundo".

Del mismo modo, las autoridades chinas han informado de que en los primeros cinco meses de año, se han completado 2.459 casos de donaciones y se han realizado 7.559 trasplantes de órganos, "creciendo un 24,6 por ciento y un 20,7 por ciento más que el año pasado, respectivamente".

"Al mismo tiempo que promovemos activamente el desarrollo de trasplante de órganos para satisfacer las necesidades de los pacientes, en China seguimos mejorando los mecanismos y perfeccionando los sistemas normativos y regulatorios. Coordinamos el desarrollo de las regiones, perfeccionamos el sistema de gestión y control de la calidad de donación y trasplante de órganos y mejoramos la calidad médica de los trasplantes en todo el país, proporcionando bienestar y salud a la población", ha apostillado el Gobierno chino.

"NO PODEMOS DECIR QUE TODO ES PERFECTO, PERO NINGÚN PAÍS LO ES"

Ahora bien, Jiefu ha reconocido que el sistema chino "aún no es perfecto", al igual que el del resto de países del mundo, si bien ha aseverado que los ciudadanos chinos están "obligados" por la ley y saben que si se actúa contra la ley "habrá un castigo" por parte del Gobierno chino.

"No podemos decir que todo es perfecto, pero ningún país lo es. No obstante, lo que me gustaría enfatizar es que sobre lo que hacemos siempre hay gente con agendas políticas para demonizar a China, para fabricar historias que dañan nuestra imagen, pero en realidad la crítica es de gran ayuda, incluida la de la OMS, porque siempre nos ayuda a ver algunas debilidades y al mejorar la cooperación", ha enfatizado el director de la Comisión de Donación y Trasplante de Órganos de China.

Precisamente, desde el Gobierno chino se ha recordado que diversas autoridades extranjeras ya han negado que utilicen a los prisioneros de conciencia para su industria de trasplantes y donaciones, como, por ejemplo, el director del Programa de Trasplante de Órganos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), José R. Núñez, o la exdirectora general de la OMS, Margaret Chan, quien declaró en 2016 que "las experiencias exitosas de China podrían servir como modelo para otros países".

"En febrero de 2017, Jiefu fue invitado a participar en la Cumbre Global contra el Tráfico de Órganos, organizada por la Pontificia Academia de las Ciencias de la Ciudad del Vaticano. Ante los prejuicios y dudas sobre China que tenían todavía algunos países, él dio una introducción detallada de la situación real del trasplante de órganos en China, contraatacando a los fanáticos anti-china con datos y hechos y ganándose el respeto de la industria internacional de trasplantes de órganos por su sinceridad y honestidad, estableciendo así la amistad y confianza con los expertos de trasplantes de varios países", ha enfatizado el Ejecutivo chino.

Del mismo modo, ha recordado que el pasado mes de mayo, el actual director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agradeció a China su "contribución" al campo de trasplante de órganos y que, incluso, el departamento de Estado de Estados Unidos también ha reconocido los "logros de la reforma" y el desarrollo de la industria del trasplante de órganos en el país asiático en su 'Informe por Países sobre Derechos Humanos 2017'.

"La comunidad internacional ha reconocido y rechazado los rumores de la extracción de órganos de donante vivo de China inventados con malicia por organizaciones individuales de culto", han criticado las autoridades chinas, para señalar que fueron ellos los que propusieron el establecimiento de un comité especial para supervisar el trasplante y la donación de órganos de la OMS y que, incluso, es el único país, junto a Estados Unidos, que cuenta con dos miembros en dicho comité.

Un hecho este último que, a su juicio, muestra el papel cada vez "más importante" de China en el escenario internacional de trasplantes de órganos, marca la "alta apreciación" de su sistema de trasplante y donación de órganos por parte de la industria y la comunidad internacional y, al mismo tiempo, "desmonta los rumores" sobre la extracción de órganos de donante vivo en el país.