Células T-CAR, no aprobadas en un tipo de leucemia, podrían formar parte de su tratamiento en el futuro, según experto

Reunión
CEDIDA POR JORGE SÁNCHEZ FRANCO
Actualizado 02/03/2018 13:44:59 CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La aparición fulgurante de las células T-CAR (tisa-cel y axi-cel), terapias que todavía no han sido aprobadas en la leucemia linfocítica crónica, podrían "formar parte del tratamiento de esta enfermedad en el futuro", según el doctor Julio Delgado González, hematólogo del Hospital Clinic de Barcelona.

Así lo ha afirmado durante la 8ª Reunión Anual del Grupo Español de LLC (GELLC), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), bajo el título 'De la Investigación Básica al Tratamiento de la Leucemia Linfocítica Crónica'.

Las células T-CAR están "revolucionando el tratamiento de las neoplasias hematológicas", pero todavía es una terapia "compleja y está disponible en muy pocos centros del mundo", ha explicado el especialista.

Existen varios tipos de células T-CAR en desarrollo (anti-CD19, anti-CD20 o antiCD22) que "podrían ser de utilidad para el tratamiento" de la leucemia linfocítica crónica, según explica el doctor Delgado.

La incidencia de la enfermedad se ha mantenido "más o menos estable a lo largo de los años", lo que se traduce en unos 4-5 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y año.

Sin embargo, "el uso creciente de fármacos que aumentan la supervivencia de los pacientes conllevará, presumiblemente, un aumento considerable de la prevalencia de la enfermedad en los próximos años", ha argumentado el doctor.

De hecho, si se consiguiese "entender qué causa este cáncer hematológico o cómo se desarrolla, podríamos, eventualmente, intentar prevenirlo". Además, su incidencia "varía de forma importante según el área geográfica; la de Japón, por ejemplo, es una décima parte de la europea y continuamos sin saber por qué sucede esto".

Por otro lado, el doctor avanza que una vez se ha podido comprobar que las terapias dirigidas tienen una "eficacia inusitada en esta enfermedad", el siguiente paso lógico es su "combinación con el tratamiento secuencial para intentar erradicar la enfermedad y así evitar que mute o se vuelva más agresiva, algo que ya se está probando en la mayoría de los ensayos clínicos están en marcha".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.