Cataluña retrasó de forma "deliberada" el protocolo de enterovirus en los ambulatorios

Josep Maria Argimon, David Elvira y Toni Comín
EUROPA PRESS
Actualizado 26/05/2016 14:55:58 CET

   Comín defiende que se hizo así para no generar alarma

   BARCELONA, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña retrasó una semana de forma "deliberada" el envío del protocolo de actuación por enterovirus a los pediatras de los centros de atención primaria (CAP), tras conocer la alerta del brote con afectación neurológica en menores de seis años, si bien informó a los hospitales catalanes el mismo día.

   En una comparecencia ante la Comisión de Salud del Parlament para dar cuenta de su gestión en relación al brote de enterovirus tras las críticas de la opinión pública, el conseller de Salud, Toni Comín, ha argumentado el retraso como una estrategia para no generar alarma.

   Toni Comín, que ha comparecido a petición propia y de algunos grupos parlamentarios, ha defendido su gestión ante el brote: "Supimos identificar la situación de riesgo desde el primer momento".

   Según él, el 6 de mayo, cuando se produjo la alerta asistencial, se envió el protocolo utilizado en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona a toda la red hospitalaria, pero el envío a los CAP no se produjo hasta el 13 de mayo.

ANÁLISIS CIENTÍFICO

   Comín ha asegurado que la diferencia temporal del envío fue deliberada porque entendía que era muy importante poder dar respuestas y no generar alarma: "La medicina no responde de forma improvisada, el análisis científico necesita tiempo", ha justificado.

   Sin embargo, se transmitió la información al teléfono del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) 061 del CatSalut Respon también el 6 de mayo.

MEDIDAS DE SALUD

   Comín ha explicado ante la Comisión que el Hospital Vall d'Hebron le informó el día 6 del aumento de cuadros de enterovirus más graves --rombencefalitis con inflamación del sistema nervioso central--, por lo que se reforzó la vigilancia epidemiológica y la asistencia en casos con riesgo, ha relatado.

   Ese mismo día se creó una mesa de seguimiento con responsables de la Conselleria y una comisión complementaria que decidió difundir el protocolo a la red hospitalaria; además, el protocolo se ha actualizado cuatro veces.

   Ha argumentado que no se informó a la opinión pública hasta el martes 17, mediante una nota de prensa sobre las 20.00 horas, porque "era necesario determinar si el número de casos era excepcional o no" y saber la relación entre el enterovirus y las afectaciones neurológicas.

   Por eso, considera que hubiera sido una "irresponsabilidad" dar explicaciones públicas entonces, algo que hizo el jueves 19 de mayo en rueda de prensa, después de que el miércoles 18 concediera una entrevista en TV3, pactada y anunciada con anterioridad, ha dicho.

"IMPROVISACIÓN CERO"

   Comín ha respondido a los grupos que "todas las decisiones se han hecho con una improvisación cero" y que, tras repasarlas todas, volvería a tomar las mismas.

   Ha remarcado que volvería a enviar el protocolo una semana más tarde a los CAP, esperar a los resultados de laboratorio para convocar la rueda de prensa y no anular la entrevista de TV3 para "no dar lugar a rumores".

LA OPOSICIÓN

   Assumpta Escarp (PSC) ha criticado las 40 horas de "oscuridad informativa" que han generado alarma social; Jorge Soler (C's) ha avisado de que informar a los pacientes es una obligación sanitaria y considera que se podría haber hecho algo más.

   Desde el PP, Santi Rodríguez ha dicho que las recomendaciones a la ciudadanía se podrían haber lanzado el mismo día de la alerta, y "más cuando las recomendaciones a la población no son extraordinarias sino las ordinarias de higiene", y cree que el sistema sanitario ha fallado.

   Eulàlia Reguant (CUP) ha criticado el retraso del envío del protocolo a los ambulatorios y también ha lamentado que las comunicaciones a los centros educativos se haga el 20 de mayo, cuando "la situación o el pánico se ha ido extendiendo".

   Albano Dante Fachín (SíQueEsPot) ha afirmado que la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPC) se enteró del brote a través de los medios --lo cual ha negado el conseller--, y Alba Vergés (JxSí) ha calificado a Comín de "uno de los consellers más cercanos de la historia de los gobiernos de Catalunya".