Casi la mitad de los pacientes extremeños con alguna enfermedad IMID creen que si tuviesen un brote les despedirían

Artritis
PIXABAY
Publicado 27/02/2018 12:01:24CET

Más del 80% de las personas con una enfermedad IMID acuden a trabajar con síntomas

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Casi el 50 por ciento de los pacientes con alguna enfermedad inflamatoria inmunomediada (IMID) creen que si tuviesen un brote su empresa le despediría o no le renovaría el contrato, según datos del estudio 'Enfermedades Inflamatorias Inmunomediadas e Impacto Laboral en Extremadura', elaborado por la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis) y la Confederación de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España).

En concreto, las enfermedades IMID son un grupo de más de cien patologías entre las que se encuentran la artritis reumatoide, la colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, la sarcoidosis, la diabetes mellitus tipo I y la esclerosis múltiple, y afectan entre un 5 y 7 por ciento de la población occidental, según se explica el estudio.

Así los datos han demostrado que más del 80 por ciento de los encuestados ha declarado estar de acuerdo con la frase "tengo que acudir a trabajar con síntomas", además el 80 por ciento cree que al tener un brote le costaría terminar las tareas que tiene asignadas por su empresa.

El estudio, que ha contado con la financiación del Fondo Social Europeo, y el aval y colaboración de la Fundación ONCE, ha señalado que una diferencia entre las personas que padecen este tipo de enfermedades y las que no, es que los pacientes con IMID "que llevan más de dos años en paro" representan a casi el 60 por ciento, frente a casi el 50 por ciento de la población extremeña total.

En el caso concreto de las mujeres, casi el 80 por ciento de las personas con una IMID que llevan más de dos años en el paro son mujeres, frente casi el 50 por ciento de la población extremeña femenina.

Los trabajadores con una enfermedad IMID encuestados muestran en sus respuestas el "compromiso y la responsabilidad con su puesto de trabajo".

De hecho, casi el 85 por ciento manifiesta que acude con síntomas a trabajar, de los cuales el más del 45 ha tenido que usar días libres o vacaciones para recuperarse de un brote.

Sin embargo, los encuestados no creen "que se les reconozca este esfuerzo", ya que más del 25 por ciento se siente presionado por su empresa y casi el 20 señala que, siempre o muchas veces, su empresa le presiona para realizar funciones que no puede realizar temporal o de forma permanente.

DISCAPACIDAD Y PACIENTES CON IMID

Una de las diferencias entre los pacientes con alguna patología IMID y los que no es que pocos pacientes tienen reconocida la discapacidad, según los datos del estudio.

El porcentaje de personas con una enfermedad inmunomediada que tiene reconocido un grado de discapacidad es casi el 25 por ciento. Incluso, es "posible que este porcentaje fuera mayor si más personas la solicitasen", según los datos.

Los resultados han puesto de manifiesto que el más del 25 por ciento ha solicitado que se le reconozca un grado de discapacidad, a pesar de que casi el 50 de quienes no la tienen reconocida califica su enfermedad como moderada y más de un 15 como grave.

Por otro lado, más de un 60 por ciento de las personas con discapacidad tienen un grado de incapacidad laboral reconocido, un porcentaje muy alto en comparación con el 7 por ciento de las personas con IMID, según el estudio.

Esto, según muestra el estudio, puede deberse a que el 15 por ciento de las personas con IMID de la muestra la han solicitado alguna vez, a pesar de que casi el 15 por ciento califica su enfermedad como grave y más del 45 como moderada.