Un casco de realidad virtual es útil para distraer a los niños de su miedo a las agujas

Casco de realidad virtual para disminuir el miedo de los niños a las agujas
FLORIDA ATLANTIC UNIVERSITY
Publicado 18/06/2018 17:21:15CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Chad Rudnick, profesor afiliado de la Facultad de Medicina Chales E. Schmidt de la Universidad Atlántica de Florida (Estados Unidos) ha ideado una solución innovadora para distraer a los niños de su miedo, ansiedad y dolor usando un casco de realidad virtual.

El doctor ha sido el primero en realizar un estudio piloto, publicado en la revista 'Pain Management', utilizando esta técnica en un entorno pediátrico, después de que un paciente de 8 años acudiera a su consulta. El niño se colocó las gafas en la cabeza cuando Rudnick iba a proceder a la inyección. Pese a su miedo a las agujas, ni siquiera se inmutó. De ahí sacó la idea el investigador.

"Fue entonces cuando se encendió la bombilla en mi cabeza. Me hizo pensar si este resultado fue solo una cosa de una sola vez o si funcionaría de nuevo", ha explicado Rudnick, para a continuación detallar que investigaciones previas han reflexionado sobre si los humanos tienen una capacidad limitada de atención y, por tanto, si se percibe menos un estímulo doloroso cuando se atiende a otro estímulo diferente.

Hasta la fecha, ningún estudio había considerado la distracción de la realidad virtual durante las inmunizaciones pediátricas, por lo que Rudnick decidió poner su teoría a prueba con dos estudiantes de Medicina y coautores del estudio, Emaan Sulaiman y Jillian Orden.

Su objetivo fue comprobar la viabilidad, eficiencia y utilidad del uso de auriculares con realidad virtual como medio para disminuir el miedo y el dolor asociados con las vacunas en pacientes pediátricos. Para el estudio, se usó un casco 3D de realidad virtual y una aplicación de teléfono inteligente que se insertó en las gafas, lo que da a los niños la capacidad de sentir que están en una montaña rusa o un paseo en globo aerostático. Una vez que el casco de realidad virtual estaba en su sitio, Rudnick administró una inyección durante aproximadamente 30 segundos.

Los participantes del estudio, de entre 6 y 17 años, completaron un cuestionario antes y después del cuestionario para evaluar el miedo usando la escala McMurty Children's Fear Scale y la escala de dolor de Wong-Baker. Los padres o tutores también rellenaron su propio cuestionario previo y posterior, que evaluó su percepción sobre el miedo y el dolor utilizando las mismas escalas.

Los resultados del estudio mostraron que el dolor y el miedo esperado comparado se redujo en el 94,1 por ciento de los sujetos de estudio pediátricos. Además, el 94,1 por ciento de los sujetos de estudio pediátricos señalaron que les gustaría usar audífonos de realidad virtual nuevamente para su próxima vacuna. Los padres también observaron una menor percepción de dolor y miedo en sus hijos después del uso de auriculares de realidad virtual.

"Espero que esta técnica de distracción se aplique en otros consultorios pediátricos porque cualquier método que aumente el porcentaje de niños vacunados a tiempo y dentro del calendario es fundamental en pediatría de Atención primaria", ha concluido Rudnick.