Muerte súbita en 2 de cada 200.000 deportistas

Cardiólogos y profesionales del deporte ven necesarios controles más rigurosos para reducir la muerte súbita

Actualizado 03/05/2012 12:47:14 CET

VALENCIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Profesionales médicos y del deporte consideran que debería haber controles "más rigurosos" para reducir patologías como la muerte súbita, según han indicado en un comunicado durante la celebración de la jornada 'Revisión Médica en el Deporte. Aportación diagnóstica de las técnicas de imagen cardiaca'.

La práctica deportiva en personas con cardiopatías no conocidas puede significar un aumento del riesgo de muerte súbita. Aproximadamente dos de cada 200.000 deportistas fallecen al año, con lo que la incidencia de muerte súbita en deportistas jóvenes es el doble que en la población general.

Un examen cardiológico completo debe constituir una parte "indispensable" del reconocimiento médico global que se le debe practicar previamente a toda persona que vaya a iniciar un programa de mantenimiento, de entrenamiento o de competición.

Los profesionales médicos: especialistas en medicina deportiva, cardiólogos, genetistas y deportistas de elite se dan cita en este encuentro con el objetivo de reflejar la aportación diagnóstica de las técnicas de imagen cardíaca al diagnóstico de una cardiopatía subyacente y exponer la situación actual en España sobre el control médico y el deporte.

Principalmente se pone el acento en los beneficios de las nuevas técnicas de imagen cardíaca para detectar tempranamente anomalías cardiovasculares en estas personas. El cardiólogo del Instituto de Medicina del Deporte (IMD) de Valencia, José Antonio Ferrero, ha comentado que las nuevas técnicas permiten una valoración de la estructura cardíaca "muy superior a lo que se disponía anteriormente".

Con los sistemas actuales se puede alcanzar, "de una manera incruenta, una precisión diagnóstica cercana al 100 por cien", ha indicado. Esta información, puede contribuir a evitar muchos de los episodios de muerte súbita que se producen con cierta frecuencia entre deportistas aficionados y de elite.

En este sentido, adquiere una "gran relevancia" en el análisis genético, la tecnología de secuenciación masiva para identificar con un alto grado de éxito una predisposición hereditaria a sufrir trastornos cardiovasculares.

Por su parte, el doctor de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Sant Pau i Santa Tecla de Tarragona, Manel González Peris, ha indicado que "el deporte, por su aspecto competitivo y de máxima intensidad en el esfuerzo físico, puede resultar contraproducente en personas con cardiopatías de base".

DOCUMENTO DE MÍNIMOS

Con el objetivo de determinar el riesgo cardiovascular y certificar la aptitud médica para la práctica del deporte, se han realizado diversas propuestas de reconocimientos médicos. En estos momentos se cuenta con un documento de consenso en España que establece los "mínimos" a tener en cuenta en la evaluación de la aptitud cardiovascular de cualquier tipo de deportista, específicamente en los federados.

La doctora Jefe del Servicio de Cardiología del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes, Araceli Boraíta, ha explicado que "los deportistas deberían hacerse reconocimientos preparticipación deportiva". Esto es "fundamental" si se quiere detectar posibles enfermedades asintomáticas capaces de causar muerte súbita. A su juicio, "el tipo de reconocimiento y las pruebas que se tienen que incluir estarán en función de la edad y el nivel de dedicación deportiva".

Boraíta ha indicado que las técnicas de imagen permiten aclarar el diagnóstico de deportistas que presentan alteraciones en el reconocimiento cardiológico preparticipación deportiva, "y en los que es necesario definir si se trata de patología o de adaptación", ha aclarado.

En algunos deportistas, como aquellos con antecedentes familiares o en los que hay dudas diagnósticas, las pruebas genéticas pueden ayudar a perfilar mejor el riesgo de muerte súbita, ha apuntado el doctor Ferrero.

Una vez determinada con pruebas sencillas la posibilidad de riesgo cardiovascular, incluidos los posibles falsos positivos, el doctor González Peris ha señalado que "las técnicas de imagen cardíaca avanzada aportan más información para poder determinar la existencia y alcance de una presunta patología cardiovascular". Junto a ello, como complemento, el desarrollo y abaratamiento del análisis genético permite diagnósticos, tratamientos y nuevas posibilidades de prevención de muerte súbita en deportistas.

Como contrapunto, ha advertido este experto, estos avances también abren la puerta a toda una serie de cuestiones éticas como, por ejemplo, "¿qué hacer con los deportistas profesionales que, aun sin tener expresada una patología, presentan un determinado gen (una probabilidad) de padecer dicha patología?. Si conociéramos dicha información, ¿lo ficharíamos para nuestro equipo?".

BASE DE DATOS

En la actualidad no existe una base de datos institucional de muerte súbita en deportistas en España, aunque desde la Comisión de Control y Seguimiento para la Salud y el Dopaje (Consejo Superior de Deportes) se ha propuesto la creación de dicha base de datos y un protocolo forense, en colaboración con el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Además, está en marcha el Estudio Español de Muerte Súbita en el Deporte en el que participa la Sociedad Española de Cardiología, el Consejo Superior de Deportes, el Ministerio de Justicia y Femede (Federación Española de Medicina del Deporte), que tiene como finalidad recoger todos los casos que se registren en España y estudiarlos (no sólo a ellos, sino también a sus familiares).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter