Contador

Cardiólogos lanzan un programa para aumentar la recuperación de una parada cardiorrespiratoria en lugares públicos

Sanitarios Del 061 En Un Simulacro De Reanimación Cardiopulmonar
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 16/11/2016 17:32:24CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha puesto en marcha en Galicia el proyecto piloto de su programa 'Acude y Ayuda' con el que pretenden aumentar las posibilidades de recuperación de una parada cardiorrespiratoria que se produce en un lugar público.

La iniciativa se pone en marcha en colaboración del Servicio Gallego de Salud (Sergas), a través de la Fundación Pública de Urgencias Santiarias de Galicia (061) y la colaboración de la Cruz Roja, y va dirigido a la atención precoz de todo el proceso de atención, realizada por voluntarios acreditados.

Hasta el momento, la aparición de una persona con formación en reanimación cardiopulmonar en el lugar del evento antes de la llegada de los medios sanitarios era totalmente fortuita. Sin embargo, la coordinación a través del voluntariado de una organización con experiencia como la Cruz Roja hará que los tiempos puedan reducirse, aumentando las posibilidades de supervivencia del paciente.

Para ello, el proyecto constituirá un registro de personas formadas en soporte vital básico (SVB), que serán activadas por el 061, enviándoles un aviso a sus teléfonos móviles, en caso de estar próximos al lugar donde se produzca una parada cardiorrespiratoria. También contará con un registro de localización de desfibriladores semiautomáticos, para acercarlos al lugar de la urgencia en el menor tiempo posible.

El secretario general de la SEC, Ignacio Fernández-Lozano, reconoce que mediante esta plataforma en cuanto los servicios del 061 reciban una alerta por parada cardiorrespiratoria, a la que vez que activan los recursos asistenciales de emergencia habituales, se enviará una notificación a los 'smartphones' de los voluntarios operativos en ese momento, para ver si algunos de ellos puede acercarse al punto de atención con mayor celeridad que los recursos asistenciales convencionales.

Además, si se detecta que el paciente está en un lugar próximo a alguna dependencia pública que disponga de desfibrilador semiautomático, se coordinará su recogida por parte de otro colaborador que pueda acudir con el aparato para realizar la desfibrilación temprana a las maniobras de soporte vital básico.

Si el colaborador voluntario llega antes que los medios asistenciales propios enviados por el 061, deberá comprobar si el paciente tiene pulso periférico y su patrón respiratorio. Además, se aplicarán sin retraso las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas, pero si el paciente presenta pulso palpable y respira de forma espontánea, el colaborador deberá llamar al 061 y seguir las instrucciones que le dé el médico coordinador responsable.

"La rapidez con la que se aplique el soporte vital básico es fundamental para la supervivencia del paciente, ya que cuanto más se demore la atención, menores serán las tasas de supervivencia", según ha destacado este dirigente de la SEC. De hecho, se estima que las maniobras inmediatas pueden duplicar y hasta triplicar la supervivencia de un paro cardiaco súbito.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter