En 30 años en España

Vacunar del papilomavirus podría erradicar el cáncer de cuello de útero

Actualizado 11/02/2015 16:51:58 CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Todos los casos de cáncer de cuello de útero están provocados por el virus del papiloma humano (VPH) de modo que, si se continúa extendiendo la vacunación contra este virus que se inició en 2007 en España, estos tumores podrán erradicarse en 30 años.

   Así lo ha asegurado el jefe de Sección de Ginecología del Hospital Universitario de Basurto en Bilbao, Daniel Andía, durante un desayuno organizado por la farmacéutica Sanofi Pasteur MSD, que comercializa 'Gardasil', una de las dos vacunas contra el virus que están aprobadas en España, con motivo del Día Europeo de la Salud Sexual que se celebra el próximo 14 de febrero.

   En España se diagnostican unos 2.100 casos anuales de este tipo de cáncer, que representa aproximadamente el 3,3 por ciento de los tumores femeninos por detrás de los tumores de mama, colorrectales, estómago, cuerpo de útero, ovario y hematológicos. Además, el virus también está detrás de tumores de ano, pene, vagina y vulva, además de causar verrugas anogenitales y papilomatosis respiratoria recurrente.

   Actualmente existen dos vacunas contra el VPH pero la sanidad pública sólo financia su uso en menores (en niñas de 12 años, aunque hasta este año se administraba a los 14 años) a pesar de ser la enfermedad de transmisión sexual de mayor prevalencia. Hasta el punto de que entre el 75 y 80 por ciento de los individuos sexualmente activos pueden entrar en contacto con el virus a lo largo de su vida.

   La vacunación ha conseguido una importante tasa de cobertura, cercana al 80 por ciento, según ha reconocido Andía, que no obstante admite que existen importantes diferencias entre comunidades ya que hay regiones como País Vasco, donde la cobertura está por encima del 90 por ciento,  otras como Andalucía donde apenas supera la mitad de menores vacunadas.

EN OTROS PAÍSES YA SE HA REDUCIDO UN 50%

   Aunque todavía es pronto para ver los efectos de esta vacunación en España, este experto ha reconocido que en otros países ya se están viendo que las lesiones asociadas al cáncer de cuello de útero han disminuido hasta un 50 por ciento.

   "Empezamos a disfrutar de los resultados tras el esfuerzo de muchos años", ha apuntado Andía, que no obstante precisa que en España habrá que esperar unos 30 años para ver esa disminución, sobre todo teniendo en cuenta que estos tumores suelen detectarse en mujeres de entre 45 y 50 años.

   Del mismo modo, en otros países también se ha visto una reducción de hasta un 90 por ciento de verrugas genitales, lesiones de bajo riesgo también causadas por el virus, lo que a su juicio muestra que, "si esto sigue así, podemos conseguir la desaparición de este tipo de enfermedad".

   Además, Sanofi ha desarrollado una nueva vacuna que protege contra nueve tipos del virus (las actuales protegen frente a cuatro) que ya ha sido aprobada en Estados Unidos y en primavera podría recibir también el visto bueno en Europa. Su eficacia supera el 90 por ciento (frente al 72-74% de las actuales), lo que ayudará a esta futura erradicación de la enfermedad.

VACUNACIÓN BAJA EN POBLACIÓN ADULTA

   No obstante, este experto ha reconocido que en España sigue siendo muy baja la vacunación en población adulta, donde también está recomendada la vacuna, aunque sin financiación pública. Actualmente, Andía ha reconocido que apenas un 5 por ciento de las mujeres deciden vacunarse, a pesar de que la mitad de las jóvenes suelen contagiarse tras el inicio de las relaciones sexuales y hasta una de cada cuatro mujeres de entre 25 y 35 años tiene el virus.

   Además, estudios recientes también han demostrado la eficacia de la vacuna en hombres, que también pueden contraer la infección y transmitirla, ha recordado. El doctor Andía cree que la "gran barrera" con que se encuentra la vacunación en adultos es el precio, ya que son necesarias tres dosis y cada una cuesta entre 120 y 150, en función de la vacuna.

   Otra posible barrera podrían ser las dudas sobre sus efectos adversos, si bien este experto ha reconocido que los resultados de seguridad y la labor divulgativa está ayudando a "superar" este problema.

   De hecho, ha apuntado la coordinadora de actividades preventivas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Esther Redondo, actualmente hay estudios que demuestran que "no hay dudas sobre su seguridad", incluso en mujeres embarazadas o en combinación con otras vacunas.

   "Decir que no son seguras es una falsedad, son medicamentos biológicos que pasan estrictos controles de seguridad", ha aseverado esta experta, que ha reconocido que por el momento los estudios realizados demuestran que la eficacia real de la vacuna dura al menos entre 8 y 9 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter