Cada minuto perdido en el tratamiento del ictus corresponde a 2 días de vida saludable

Ictus, cabeza, parálisis
GETTY//COSMIN4000
Publicado 24/10/2017 12:34:52CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cada minuto de retraso en el tratamiento del ictus "se pierden 1,9 millones de neuronas y 14.000 millones de sinapsis, lo que se traduce en casi 2 días de vida saludable", según el neurólogo responsable de la Unidad de Ictus del Instituto de Neurociencias Avanzadas de Madrid (INEAMAD), del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, Francisco Gilo.

En este sentido, las neuronas apenas pueden tolerar la isquemia, por lo que se debe "tratar de restaurar el suministro de oxígeno al cerebro tan pronto como sea posible", lo que puede llegar a convertirse "en una carrera contra reloj para evitar una discapacidad o la muerte del paciente".

Por ello, todo el tiempo que se ahorre "desde el inicio del ictus será crucial para disminuir la posibilidad de desarrollar secuelas", ya que es la principal motivo de discapacidad entre la población y la segunda causa de muerte, representando un total de 125.000 muertes al año.

ICTUS ISQUÉMICO, SU ABORDAJE

El abordaje del ictus isquémico, unos de sus tipos que representa entre el 80 y 85 por ciento del total de la patología, "requiere conocer, que dentro de las primeras horas desde que debuta, las neuronas 'aguantan' la falta de oxígeno gracias a que se abren vías de aporte alternativas", ha insistido el doctor.

Dichas alternativas "se basan en otras arterias más pequeñas que, a modo de carreteras secundarias, son capaces de compensar la situación a corto plazo. A pesar de ello, cuando se inicia un ictus, la función cerebral del área implicada se verá mermada, pero si se actúa pronto, el problema podrá será reversible".

Para su tratamiento, se usa la trombectomía mecánica, que consiste en un cateterismo que accede desde la arteria femoral en la pierna del paciente hasta la arteria del cerebro en la que se encuentra el trombo.

Entre los síntomas de este tipo de ictus se encuentra la imposibilidad para expresarse o entender correctamente el lenguaje; dificultad para interaccionar con todo lo que ocurre en el lado izquierdo; la capacidad de moverse o sentir un lado del cuerpo y la pronunciación, y pérdida de la visión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter