Biopsia transperineal, una herramienta que aumenta las probabilidades de detectar antes un cáncer de próstata

Próstata
GETTY//DECADE3D - Archivo
Actualizado 15/03/2018 11:36:19 CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una primera exploración de la próstata diagnostica entre el 20 y el 40 por ciento de cánceres, pero con la biopsia transperineal (BTP), la cifra puede subir hasta el 73 por ciento, lo que supone una mejora de capacidad diagnostica en una primera exploración del 82, según han señalado desde el Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre.

Este tipo de cáncer es el más común entre hombres, y hasta tres de cada diez tumores de próstata pueden pasar desapercibidos con "técnicas diagnósticas convencionales", han manifestado.

Así, son tres los avances que "capacitan a la BTP para mejorar, tanto el diagnóstico, como la caracterización y el estado de un tumor". Entre ellos se encuentra la zona de acceso, pues esta técnica BTP "permite llegar a zonas de la próstata no accesibles" con otras técnicas.

"La cara anterior de la próstata no es accesible con la biopsia convencional, donde se localizan el 20 por ciento de los tumores", ha declarado el responsable de la Unidad de Detección Avanzada de Cáncer de Próstata en el Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre, Juan Casanova.

Así, ha señalado que la posibilidad de acceso que abre la biopsia transperineal es "interesante por dos motivos: uno, por su capacidad diagnóstica, y dos, por ser una vía de acceso más limpia, que minimiza el riesgo de infecciones".

En este sentido, la BTP es "especialmente interesante" para pacientes con alto riesgo de infección como personas diabéticas, immunodeprimidas, que presentan resistencia bacteriana o que han sido sometidas a biopsias de repetición.

Por otro lado, la toma de muestras multiplica por tres el número de punciones que se realizan de forma estándar, pasando de 12 a 30, y por último, en aquellos casos en los que existe sospecha de la presencia de un tumor, la BTP utiliza la imagen fusionada de la Resonancia Magnética multiparametrica (RMmp) prostática y la ecografía transrectal para realizar un mapa prostático completo.

"Fusionando ambas imágenes mediante uno de los softwares existentes en el mercado, hablamos de biopsia transperineal dirigida por fusión, que nos va a permitir dirigir de forma precisa la biopsia de la zona sospechosa de tumor, referencia y marcada previamente en RMmp por nuestros radiólogos y combinándola preoperatoriamente con la ecografía transperineal", ha explicado el doctor.

La localización exacta de la zona sospechosa de lesión, unido a un mayor número de punciones, matiza Casanova, "permite dibujar un mapa real de la próstata, que ya no depende del azar a la hora de sacar muestras de una zona u otra de la glándula".