La biomecánica demuestra "cómo y por qué" se producen lesiones o enfermedades neurológicas

Dolor de rodilla, deporte,
LI ZHONGFEI/GETTY - Archivo
Publicado 21/05/2018 14:37:42CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La biomecánica está indicada para "conocer cómo y por qué" se produce una lesión o de enfermedades en patologías del aparato locomotor y neurológico, ya que permite detectar las causas y la evolución del proceso, según ha asegurado el director del Laboratorio de Análisis del Movimiento, Biomecánica, Ergonomía y Control motor, Juan Carlos Miangolarra.

"A su vez, sirve para mejorar y optimizar el gesto deportivo, lo que beneficia la resistencia y para testar innovaciones tecnológicas en robótica y biónica. Es un recurso en el diseño de todo tipo de ortesis, protesis y de calzado normalizado y deportivo", ha señalado el también jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital de Fuenlabrada.

Según ha explicado Miangolarra, esta herramienta sirve "para la detección de patologías del sistema musculoesquelético y está indicada para procesos tales como la parálisis cerebral, el ictus, el daño cerebral adquirido, un traumatismo cráneo encefálico, la amputación de miembros inferiores y la investigación".

"Se trata de una herramienta de evaluación clínica, laboral, medico-legal y en el aspecto clínico puede ayudar al diagnóstico de la patología", ha puntualizado Miangolarra. "En los tres campos citados", subraya el experto, "la biomecánica además evalúa y detecta cambios funcionales. Y sobre todo cambios no apreciables por el ojo humano, por lo tanto es susceptible de evaluar cambios mínimos no detectables en ocasiones por ningún otro sistema".

VENTAJAS EN EL DIAGNÓSTICO

A su vez, ha considerado que "a la hora de valorar las ventajas que aporta en el diagnóstico, ha de considerarse la biomecánica como una herramienta eficaz para calificar y cuantificar los desórdenes del movimiento en el individuo y determinar específicamente la anatomía, fisiología o la causa funcional de su patrón del movimiento".

En el caso del análisis de la marcha, "la biomecánica está justificada en el diagnóstico diferencial entre entidades patológicas, la evaluación de la severidad, extensión o naturaleza de la enfermedad o lesión, la monitorización de la evolución en presencia o ausencia de intervenciones terapéuticas y la predicción de los resultados de una intervención o de las posibles consecuencias de una ausencia de dicha intervención."

También está contrastada, según explica Miangolarra, "para detectar una marcha ineficiente y en determinados caso permite la precisión diagnóstica y participa en el apoyo del razonamiento diagnóstico".

Asimismo, facilita la evaluación de "la eficacia de diferentes tratamientos sobre la marcha desde diversos puntos de vista tales como evaluar si están indicados o no los tratamientos, evaluar la cirugía realizada o propuesta, evaluar una posible indicación de ortesis y prótesis, así como el uso de la toxina botulínica u otro tipo de tratamientos, los resultados de las posibles aplicaciones de tratamientos y la relación coste eficacia".

En lo que se refiere a las últimas innovaciones en el campo de la biomecánica, el experto ha reseñado que "el empleo de sensores multi- recepción de información (EMG, presión, goniometría, giroscopia, etc.) son cada vez más pequeños y poco invasivos. La tecnología ha incorporado nuevos software, optimizados para el análisis e interpretación y se han producido mejoras en las cámaras y sistemas optoelectrónicos".