El Banco Mundial aprueba la entrega de 10 millones de euros a RDC para responder al brote de ébola

Personal sanitario y de MSF en una unidad para atender a enfermos de ébola
REUTERS / KENNY-KATOMBE BUTUNKA
Publicado 23/05/2018 9:54:56CET

   MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   El Banco Mundial ha aprobado este martes la entrega de doce millones de dólares (cerca de diez millones de euros) para colaborar en la respuesta de las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) al brote de ébola en el país.

   La decisión, aprobada durante una reunión de emergencia del Organismo de Financiación de Emergencia de Pandemias (PEF) "apoyará el incremento de las actividades del Gobierno de RDC y los organismos internacionales".

   El PEF, creado por el Banco Mundial con el apoyo de Alemania, Japón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y socios del sector privado, opera desde julio de 2017.

   El ministro de Sanidad del país africano, Oly Ilunga Kalenga, ha destacado que estos fondos "permitirán (a las autoridades) centrarse totalmente en la respuesta al ébola y las necesidades sanitarias de la población en estos momentos difíciles".

   "Los desafíos son muchos, pero estamos comprometidos a sacar adelante una respuesta efectiva y transparente", ha destacado, según el comunicado publicado por el propio Banco Mundial.

   El Ministerio de Sanidad de RDC ha confirmado este mismo martes dos muertos y siete contagios más como consecuencia del brote de ébola en la provincia de Equateur, un día después de que se haya iniciado la campaña de vacunación para intentar contener la expansión de la enfermedad.

   Una portavoz del Ministerio, Jessica Ilunga, ha informado a Reuters de que uno de los últimos fallecimientos identificados corresponde a Mbandaka, una ciudad de más de un millón de habitantes. Además, un trabajador sanitario ha fallecido en Bikoro, donde se detectaron los primeros casos y los siete últimos que se han sumado a la lista.

   La OMS informó el lunes de casi medio centenar de casos por este brote, el noveno que sufre el país africano desde la detección del virus en 1976. Entre los casos confirmados, probables y sospechosos figuran al menos 28 fallecidos.

   El Gobierno congoleño, con la ayuda de la OMS y otros socios, inició el lunes una campaña de vacunación en las zonas más afectadas por el brote. Más de 7.500 dosis han sido enviadas en esta primera fase, con el objetivo de proteger inicialmente al personal médico y a las personas en contacto con enfermos.