Avanzan en el desarrollo de una quimioterapia contra el cáncer que sólo se activa por luz y es menos tóxica

Quimioterapia por luz
WARWICK UNIVERSITY
Publicado 16/02/2018 15:14:34CET

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de las universidades de Warwick (Reino Unido) y Monash (Australia) han avanzado en el desarrollo de una quimioterapia en investigación contra el cáncer para que solo se active por luz y resulte más efectiva y menos tóxica que los tratamientos convencionales.

Este fármaco, basado en platino, mata las células tumorales en determinadas áreas minimizando el daño al tejido sano, y los investigadores comprobaron su eficacia mediante el uso de una espectroscopia infrarroja, una antigua técnica que ha comenzado a resurgir en los últimos años.

El tratamiento, que detalla en su último número la revista 'Chemistry', ha sido desarrollado por el grupo de investigación del profesor Peter Sadler en la Universidad de Warwick y está formado por un metal inorgánico que presenta un mecanismo inusual que mata las células tumorales sólo de determinadas áreas, en un esfuerzo por minimizar la toxicidad que tiene la quimioterapia convencional en tejido sano.

Para ello, han desarrollado un mecanismo para que el compuesto sea completamente inactivo, y por tanto no tóxico, en la oscuridad, poniéndose en funcionamiento únicamente cuando recibe luz directa, lo que hace que el compuesto se active y libere moléculas para atacar a las células tumorales.

Para ponerlo en marcha, en este trabajo los investigadores recurrieron a una vieja técnica espectroscópica, la espectroscopia infrarroja, con la que iluminaron en el laboratorio el compuesto de metal inorgánico para medir las vibraciones de sus moléculas cuando se activaron.

A partir de ahí, descubrieron las propiedades químicas y físicas del compuesto y vieron como algunos de los ligandos orgánicos, que están unidos a los átomos metálicos del compuesto, se desprenden y se reemplazan con agua, mientras que otros ligandos permanecen estables alrededor del metal.

Un mayor conocimiento del funcionamiento de este tratamiento que abre una nueva esperanza para que los candidatos a fármacos de quimioterapia fotoactiva puedan dar el salto del laboratorio a ensayos clínicos en el futuro.

"Desafortunadamente el problema actual de la mayoría de los agentes quimioterapéuticos son innegables y, por lo tanto, hay un esfuerzo continuo para desarrollar nuevas terapias y conocer cómo estos agentes funcionan, para desarrollar no solo terapias más efectivas sino también más selectivas", ha explicado Robbin Vernooij, uno de los autores de este trabajo.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.