Entre 1995 y el año 2000

Los avances en tecnología sanitaria han reducido un 50% los casos de cáncer de mama y cérvix y un 30% las muertes

Mesa
BM
Publicado 07/11/2017 17:37:35CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los avances en tecnología sanitaria han reducido un 50 por ciento los casos de cáncer de mama y cérvix y un 30 por ciento las muertes por tumor entre los años 1995 y 2000, según se ha puesto de manifiesto durante la jornada 'La innovación en el ADN de un sistema sanitario eficaz y sostenible', organizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain).

Esta reducción se explica por los nuevos fármacos, los 65.000 empleos directos que las industrias mantienen en España o los más de 16.000 millones de euros en exportaciones que generan cada año.

En este sentido, durante la jornada se ha recordado que incluir la innovación sanitaria en los planes estratégicos de las administraciones, la transparencia en la evaluación de medicamentos y productos sanitarios y, especialmente, orientar la medición hacia el valor que aportan los nuevos tratamientos son las claves para proteger la innovación.

Asimismo, médicos, pacientes e industria sanitaria han coincidido en que es preciso garantizar la equidad en el acceso a la innovación y, sobre todo, los propios facultativos han hablado de la necesidad de seguir respetando el libre criterio de los médicos.

En este sentido, el secretario general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), José Javier Castrodeza, ha explicado que uno de los principales retos de Sistema Nacional de Salud (SNS) es desarrollar un plan de medicina de precisión para el conjunto de España.

Por su parte, el copresidente del Comité de Innovación y Propiedad Intelectual de AmChamSpain, Jordi Martí, ha destacado la necesidad de garantizar la innovación no solo en el desarrollo de nuevos fármacos o tecnologías, en los procesos y la medición, sino también en la forma en la que el Sistema Público de Salud adquiere esos fármacos o productos sanitarios.

"Es necesario implantar una cultura de la medición vinculada a los resultados en salud", ha añadido, para recalcar que para medir adecuadamente estos resultados es importante establecer criterios concretos que permitan extraer los datos "más representativos que ayuden en esa lectura".

MEDIR EL IMPACTO DE LA INNOVACIÓN SANITARIA

Por su parte, el director general de Pfizer, Sergio Rodríguez, ha subrayado la importancia de fijar criterios estratégicos que posibiliten medir el impacto de la innovación sanitaria, como establecer incentivos objetivos y medibles, tener en cuenta ahorros y eficiencias a medio plazo, la puesta en marcha de mecanismos que agilicen la adopción y renovación de la innovación tecnológica coste efectiva y el establecimiento de sistemas integrados y conectados a nivel nacional de medición y evaluación de los resultados en salud.

Del mismo modo, el subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Carlos Lens, ha defendido que la relación coste-efectividad es el primer criterio para incorporar nuevos fármacos al SNS, y ha puesto en valor la mejora continua de las herramientas que el MSSSI utiliza para medir dicha relación. En relación a este asunto, Eduardo Sánchez ha apostado por introducir nuevos medicamentos y productos sanitarios en el SNS, pero contando siempre con un análisis de valor previo.

Por otro lado, la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Inmaculada Alfagene, ha informado de que la manera en la que está descentralizada la adquisición de fármacos comporta una inequidad territorial en el acceso a tratamientos innovadores, y ha reclamado un mayor seguimiento de los medicamentos una vez que llegan al SNS.

Además, el portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado, José Martínez Olmos, ha avisado de que el principal enemigo de la innovación es la forma en la que se aborda la gestión sanitaria en España, y a la vez ha reclamado una mayor planificación estratégica.

Durante el encuentro, el presidente de Abbott, Luis García Bahamonde, ha puesto el acento en de qué manera la innovación y su aplicación a través de la medicina predictiva, 'Big Data', prevención y dispositivos, han mejorado la salud de la población. Además, ha destacado estas áreas como herramientas para mejorar la sostenibilidad del sistema.

Asimismo, el presidente de la Sociedad Española de Cardiología, Andrés Íñiguez Romo, ha destacado la innovación en modelos organizativos y ha pedido que la financiación de la Sanidad esté ligada a resultados, algo con lo que Igea se ha mostrado de acuerdo; mientras que el portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, se ha mostrado crítico con la inequidad en el acceso a la innovación sanitaria en función de la realidad tanto económica como territorial del paciente.

Una inequidad que, a juicio del presidente de la Alianza General de Pacientes, Antonio Bernal, se da incluso dentro de las propias comunidades autónomas. Por ello, ha apostado por la libertad absoluta de los médicos para prescribir un tratamiento innovador desde el momento en el que éste entra en la cartera sanitaria y ha lamentado que en España la industria no pueda informar directamente a los pacientes.

Finalmente, el portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Sanidad del Senado, se ha mostrado partidario de un gran pacto por la Sanidad en nuestro país y de establecer la cartera única de servicios a nivel nacional y europeo. Además, ha defendido que la innovación es una inversión que debe enfocarse a resolver los problemas de los ciudadanos.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.