Estudiantes de Medicina lamentan que los sindicatos limiten la huelga al conflicto laboral

Actualizado 15/10/2012 14:21:20 CET

OVIEDO, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Abierta de Estudiantes de Medicina y Ciencias de la Salud ha lamentado este lunes el deterioro de la sanidad, al tiempo que critica que "las cúpulas de los sindicatos del sector sanitario" estén conduciendo las reivindicaciones de la huelga sanitaria en Asturias "solamente en clave de conflicto laboral, dejando a un lado el evidente problema social".

Para este colectivo, "los diferentes gobiernos estatales y autonómicos, sean del color que sean, han aplicado una línea de recortes, cambios de regulación, despidos, copago de medicamentos y precarización laboral que están provocando un descenso sin precedentes de la calidad de la atención sanitaria, un desmantelamiento del servicio público de salud y en definitiva, un robo de nuestro derecho universal a la salud".

"Estamos seguros de que la tan manida y usada excusa de la crisis y el argumento de la falta de financiación no es más que una máscara, una bomba de humo para intentar esconder el progresivo desmantelamiento y privatización del servicio de salud, máxime cuando se rescatan bancos con miles de millones, se realizan proyectos faraónicos con un sobrecoste inaceptable o se malversan millones de euros en múltiples casos de corrupción", dicen desde la Asamblea en un comunicado.

De este modo, respecto a las medidas impuestas por los gobiernos central y autonómico, "no buscan otro objetivo, no causan más efecto que el deterioro de los servicios de salud pública". Por ello, los estudiantes entienden que "este problema trasciende más allá del conflicto laboral para convertirse en un conflicto social, en la medida en la que, sumadas a las anteriores medidas de desmantelamiento del sector público de salud, niega el derecho fundamental a la asistencia sanitaria de calidad y para todos y todas".

"No es un problema de un gremio, ni tan siquiera de un sector, es un problema que incumbe a la sociedad en su conjunto", afirman, remarcando que "lo más importante es defender el derecho a la salud, hecho que pasa por defender los derechos laborales de los trabajadores sanitarios y que poco ayuda a este necesario fin la estrategia que los sindicatos del sector están adoptando".

Para la Asamblea, "se hace evidente la necesidad de hacer partícipe a todas las personas del conflicto sanitario, hacer calar la idea de que el problema es colectivo, que la salud es cosa de todos; difundir que el desmantelamiento y privatización de la atención sanitaria incrementará aún más las desigualdades sociales que padecemos, impidiendo el acceso a la sanidad a un elevado porcentaje de la población, negando la salud a toda aquella persona que no pueda costeársela económicamente".

Así, los estudiantes de Medicina y Ciencias de la Salud instan "a conformar un frente de lucha tan amplio que abarque a los profesionales sanitarios, las personas preocupadas por el servicio público de salud y a toda la sociedad en su conjunto, una 'marea blanca' en defensa de la salud que sea capaz de hacer frente a todas las políticas mercantilistas y privatizadoras que desean convertir nuestra salud en un negocio". "Porque la salud no es un negocio, es un derecho universal", concluyen.