REVISIÓN DE DATOS QUE NO SON CONCLUYENTES

La artrosis, posible amenaza para los deportistas de élite por equipos

Állvaro Morata
REUTERS
Actualizado 14/10/2016 9:40:15 CET

   LONDRES, 14 Oct. (Reuters/EP) -

   Investigadores de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, han observado en una revisión de estudios que jugar a deportes de equipo a nivel profesional, sobre todo al fútbol, podría aumentar el riesgo de acabar desarrollando artrosis, si bien los resultados no son suficientes para ser concluyentes.

   El estudio, publicado en la revista 'British Journal of Sports Medicine', se basó en una revisión de 46 estudios previos con resultados contradictorios y los investigadores observaron como las carreras de larga distancia son el único deporte de élite que no parece aumentar el riesgo de esta enfermedad reumática, si bien admiten que dicho hallazgo también necesita ser aclarado con nuevos trabajos.

   En su análisis incluyeron los 32 deportes más populares en Reino Unido, individuales y por equipos, para analizar si la mayor frecuencia de lesiones articulares podía asociarse a un mayor riesgo de artrosis posterior. Algo que, según han visto, no se observó en la mayoría de estudios que incluían a deportistas aficionados o amateur.

   "Este hallazgo debería ser tranquilizador para quienes practiquen deporte y, en especial, para los que han sufrido alguna lesión", ha reconocido Philip Conaghan, autor principal de la revisión.

ESTUDIOS DE BAJA CALIDAD

   De todos los trabajos analizados en 31 se observó un ligero aumento de riesgo de artrosis asociado a una práctica deportiva concreta, 19 de ellos en deportistas de élite, si bien admiten que los estudios utilizados son "de baja o muy baja calidad" por su imprecisión, incoherencia o pobre diseño.

   En los estudios incluyeron diferentes cuestionarios y métodos de diagnóstico para la artrosis, por lo que es difícil determinar qué factores contribuyeron al mayor riesgo de artritis observado, admiten los autores. Así, gran parte de los trabajos se centraron en las lesiones en extremidades inferiores y no incluyeron lesiones como las causadas por el fútbol americano.

   Diez estudios evaluaron la relación entre la intensidad del deporte realizado y el riesgo de artritis, nueve mostraron una asociación con un mayor intensidad y dos informaron de que un mayor kilometraje y un mayor ritmo se relacionó con una mayor prevalencia de la artrosis en los deportistas de élite, pero no en los aficionados.

LOS FUTBOLISTAS, MÁS EXPUESTOS A LA ARTRITIS

   El deporte más analizado fue el fútbol, con 15 estudios, y en 12 de ellos se observó una cierta relación con la artrosis, la mayoría en futbolistas profesionales. De los 12 realizados con corredores de larga distancia sólo dos mostraron un mayor riesgo de artitis.

   Además, sólo cinco estudios evaluaron las lesiones deportivas sufridas previamente por los participantes, entre los que uno apuntó a una relación entre el riesgo de artrosis y las lesiones de menisco en los futbolistas y dos con las lesiones de ligamento cruzado anterior.

   "La siguiente pregunta es saber cuál es el límite para aquellos deportistas que ya han sufrido una lesión previa o tienen algún problema con sus articulaciones", ha admitido Conaghan, que defiende la necesidad de hacer ejercicio pero "estar primeramente preparados antes de ponerse en forma".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter