Aprobada una ayuda de 37.200 euros a las universidades de León y de Salamanca para investigación biomédica

Actualizado 07/10/2014 1:25:09 CET

VALLADOLID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno, reunido este jueves en Valladolid, ha aprobado subvenciones por un importe total de 37.200 euros a las universidades de León y Salamanca para investigación biomédica en el ámbito de las patologías neuromusculares y esclerosis múltiple.

Por un lado, se ha aprobado una subvención de 27.900 euros para el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCyL) con el fin de mantener la colaboración de Sacyl con este centro investigador en sus actividades, estudios y proyectos relacionados con las enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

El INCyL forma parte de las redes nacionales de centros dedicados a la investigación de las patologías neurológicas y es referente en Castilla y León para el estudio específico multidisciplinar de enfermedades neuromusculares y, más concretamente, para el diagnóstico y análisis genético de dolencias como el Alzheimer o la enfermedad de Creutzfeld-Jacob.

Las áreas de trabajo del Instituto de Neurociencias que reciben esta subvención se centran en el funcionamiento de la unidad de diagnóstico avanzado de patología neuromuscular, a la que Sacyl remite los pacientes que se estiman oportuno para su estudio y diagnóstico, evitando así su traslado a otros centros fuera de la Comunidad; el mantenimiento de la actividad del centro de referencia para Castilla y León para el diagnóstico de enfermedad de Creutzfeld-Jacob y la realización de diagnósticos a pacientes con patologías neuromusculares.

A ellas se suman el apoyo a la investigación en el INCyL y la colaboración con otros centros investigadores; y establecer mecanismos colaborativos entre personal de la Universidad de Salamanca y la Gerencia Regional de Salud.

La Universidad de León y, más concretamente, su Departamento de Ciencias Biomédicas, recibe una subvención de 9.300 euros para colaborar en proyectos de investigación en el área de la esclerosis múltiple.

La cooperación en este ámbito, iniciada en 2006, se centra en el entrenamiento de fuerza en pacientes por esta patología, para la que no existe un tratamiento eficaz, con el fin de que los afectados mejoren su autonomía personal.

Para el desarrollo de este proyecto, los investigadores del Departamento cuentan con la participación de personas con esclerosis múltiple y de sus asociaciones en Castilla y León, lo que tiene una influencia directa en el desarrollo de la investigación y permite una repercusión positiva en los propios pacientes.

La labor se centra en, primer lugar, en una valoración de la capacitación funcional de los afectados para, posteriormente, diseñar y monitorizar, de manera individual, el programa de entrenamiento prescrito para la mejora de la fuerza en cada caso y objetivar los efectos en la calidad de vida del afectado.

Asimismo, se forma específicamente a trabajadores de las asociaciones colaboradoras para la supervisión del desarrollo del programa de entrenamiento de los pacientes de cada entidad, como fórmula de control y refuerzo del trabajo físico diseñado y, por último, se diseña una aplicación informática para que, en el futuro, pueda generarse un sencillo programa de entrenamiento individualizado a partir de una sencilla evaluación funcional de cada persona con esclerosis múltiple.