Andalucía.- Un millar de sanitarios de Sevilla realizan una marcha de protesta hasta el Palacio de San Telmo

Profesionales Sanitarios Durante La Marcha De Protesta Hasta San Telmo
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2012 16:00:21 CET

SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un millar de profesionales sanitarios de los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme de Sevilla han realizado este lunes una marcha de protesta contra los recortes que, en materia sanitaria, recoge el plan de ajuste de la Junta de Andalucía, según ha señalado a Europa Press la presidenta de la Junta de Personal del Virgen del Rocío, Yolanda Álvarez.

En concreto, la marcha de protesta ha partido sobre las 11,00 horas desde Plaza Nueva y ha concluido alrededor de las 12,30 horas en el Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz, en la que los manifestantes han mostrado su negativa "a los recortes en plantilla, jornada laboral y sueldos de los profesionales" de la sanidad andaluza que contempla el plan de ajuste.

Álvarez, que ha recordado que las concentraciones de los sanitarios a las puertas de los centros hospitalarios a primera hora de la mañana continúan realizándose desde hace ya varias semanas, ha destacado la presencia de estos alrededor de millar de profesionales que han secundado la marcha de este lunes, "en su mayoría personal que ha salido del turno de noche, los que se encuentran de descanso y los que tienen turno de tarde pero han querido sumarse a la protesta".

La presidenta de la Junta de Personal del Virgen del Rocío ha avanzado igualmente que para este miércoles a las 19,00 horas hay prevista una nueva marcha de protesta que, en este caso, tendrá como destino la sede del Parlamento autonómico. Según ha precisado, las juntas de personal del Rocío y Valme ya han aprobado esta nueva marcha, a la espera de que también se sume la asamblea de trabajadores del Hospital Macarena.

Tal y como ya vienen denunciando desde diversos ámbitos de la sanidad andaluza, Álvarez ha advertido de que, de llevarse a cabo los recortes tal cual están definidos, se ocasionaría "graves perjuicios en la prestación de los servicios sanitarios públicos", entre ellos, "cierre de camas, disminución de cartera de servicios y aumento de las listas de espera".

Del mismo modo, ha avisado de que estos recortes conllevarían también una "disminución de personal, despidos, la reducción drástica de las sustituciones de profesionales y la pérdida de poder adquisitivo".