Más de 200 especialistas se reúnen en Sevilla para analizar los nuevos retos en la cirugía del corazón

Actualizado 11/06/2012 12:29:46 CET

SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 especialistas se reúnen esta semana en Sevilla para analizar los nuevos retos en la cirugía del corazón, en el marco del 'XXI Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular' (SECTCV).

En este evento, que se celebrará del miércoles 13 al sábado 16, los expertos pondrán sobre la mesa cuestiones como la necesidad de que el implante percutáneo de válvulas aórticas se aplique en la actualidad sólo a pacientes con riesgo alto para la cirugía convencional.

Esta técnica, conocida como TAVI y que empezó a usarse en España en 2008, supone una alternativa que evita la cirugía con el corazón parado y, por tanto, el concurso de la máquina de circulación extracorpórea en los casos más graves y de especial fragilidad del paciente, donde la cirugía clásica está desaconsejada.

De hecho, este congreso albergará la presentación del primer Registro Español de TAVI, en el que han participado todos los hospitales españoles que practican esta técnica.

Pese a todo, los especialistas insisten en que los resultados de dicha técnica, que se aplica en un número aún pequeño de casos, están por evaluar aún a medio y largo plazo, y que su uso futuro no puede por el momento ni descartarse ni garantizarse para casos menos graves que los que se aplica en la actualidad.

Este mensaje se produce así como respuesta a las peticiones cada vez más frecuentes que llegan a los servicios de cirugía cardiovascular de los hospitales españoles de familiares de pacientes demandando esta técnica, movidos por las informaciones que han visto en los medios y en Internet, y con la convicción "errónea" de que es una técnica más segura y mejor para todos los pacientes.

Además, los especialistas reiteran que los resultados que se obtienen con la cirugía convencional están científicamente probados a medio y largo plazo, siendo el porcentaje de éxito superior al 95 por ciento.

"Las evidencias científicas que tenemos hasta ahora nos dicen, en primer lugar, que la cirugía convencional funciona, y que es la más apropiada para la mayoría de los casos", ha avanzado el presidente del comité organizador de este congreso, el doctor José Miguel Borrego Domínguez, jefe también de cirugía cardiaca del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Del mismo modo, este especialista advierte de que el TAVI es una alternativa idónea "solo para casos muy graves, donde la cirugía tradicional no puede aplicarse, con resultados que en los estudios de corta duración que se han realizado se revelan como muy positivos".

Los expertos señalan, además, que el TAVI es una técnica cuyo coste-eficiencia tendrá que ser evaluada en caso de que los resultados sanitarios acaban mostrándose óptimos y aconsejen su aplicación en más pacientes. "No sabemos lo que podrá pasar dentro de unos años, pero lo que hoy tenemos son resultados de estudios de pocos años y centrados en pacientes de alto riesgo, donde se ha comprobado que es la mejor opción porque el éxito de la técnica es cercano al 90 por ciento", indica Borrego.

Precisamente, y además de una mesa redonda para debatir sobre el impacto de esta técnica en la cirugía de la válvula aórtica, el XXI Congreso de la SECTCV de Sevilla acogerá dos comunicaciones sobre implante de prótesis aórticas por vía transapical (zona del costado) en pacientes de alto riesgo, que coinciden en su seguridad y eficacia para pacientes excluidos de la cirugía convencional.

ESTUDIO SOBRE IMPLANTES DE PRÓTESIS

Uno de estos estudios, realizado sobre una muestra de 107 pacientes en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, pone de manifiesto que la prótesis se implantó con éxito en los 107 pacientes, aunque cuatro precisaron conversión a circulación extracorpórea por dislocación precoz.

La mortalidad hospitalaria fue del 12 por ciento y la supervivencia a 36 meses del 78 por ciento, "unos buenos resultados que hacen de la vía transapical una alternativa adecuada para los pacientes excluidos de cirugía convencional", concluyen los autores de este estudio.