Un análisis de sangre que diagnostica las lesiones cerebrales

TAC del Hospital del Norte
CEDIDA - Archivo
Publicado 26/07/2018 7:59:42CET

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio publicado este martes en la revista 'The Lancet Neurology' ha avalado la eficacia de un análisis de sangre para ayudar a los médicos a determinar si las personas que han sufrido un golpe en la cabeza pueden sufrir una lesión cerebral traumática, como hemorragia cerebral o hematomas.

Hasta ahora, los médicos dependían de marcadores subjetivos, principalmente síntomas informados por los pacientes, como dolores de cabeza, náuseas o sensibilidad a la luz, para realizar una "conjetura" sobre qué personas tienen trauma cerebral y requieren un TAC de la cabeza.

"Particularmente entre los deportistas, que pueden ocultar los síntomas para seguir jugando, una evaluación subjetiva no siempre es confiable. La nueva prueba proporciona un indicador objetivo de la lesión que se puede obtener de manera rápida y fácil", explican los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester (Estados Unidos).

En febrero de este año, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó esta prueba como parte de un programa para desarrollar tecnologías innovadoras en este aspecto más rápidamente. Denominado 'Banyan Brain Trauma Indicator', este test ayuda en la evaluación de pacientes con sospecha de lesión cerebral traumática o conmoción cerebral. Ahora, Banyan Biomarkers Inc., la compañía que desarrolló la prueba, está trabajando con sus socios comerciales para que esté disponible en hospitales y salas de urgencia.

"Muchos pacientes con conmociones cerebrales no buscan atención médica por su lesión, una decisión que se debe en parte a la percepción de que las salas de urgencia no tienen nada que ofrecer en términos de diagnóstico. Los resultados de este estudio muestran que ahora tenemos algo que ofrecer: una prueba de sangre con biomarcador cerebral. La capacidad de esta prueba para predecir lesiones traumáticas en un TAC en la cabeza pronto permitirá a los médicos de urgencias proporcionar a los pacientes un informe objetivo sobre el estado de su cerebro", explica el autor principal del estudio, Jeffrey J. Bazarian, profesor de Medicina de Urgencias.

EL ESTUDIO

El ensayo clínico incluyó a cerca de 2.000 personas que presentaban una lesión en la cabeza en 22 salas de urgencias en Europa y Estados Unidos. Bazarian, quien realizó investigaciones sobre conmociones cerebrales y lesiones cerebrales traumáticas leves durante más de 20 años, cree que la herramienta será "realmente valiosa".

La prueba detecta dos proteínas cerebrales, UCH-L1 y GFAP, que están presentes en la sangre poco después de un golpe en la cabeza. Si la prueba es negativa, lo que significa que las proteínas del cerebro no están presentes, es "muy poco probable" que exista una lesión intracraneal traumática. En cambio, si los resultados son positivos, puede haber una lesión cerebral y el paciente deberá recibir un TAC en la cabeza para evaluar mejor el daño y fijar, si así se requiere, un tratamiento.

Según detallan los investigadores, estaa prueba, efectiva hasta 12 horas después del golpe, tiene el potencial de reducir los TAC y la exposición a la radiación que las acompaña. "Se usan comúnmente para evaluar lesiones cerebrales, pero la investigación muestra que menos del 10 por ciento de los TAC de cabeza evidencian alguna lesión. Limitar las exploraciones a pacientes con un análisis de sangre podría eliminar la radiación innecesaria; permitir que las personas entren y salgan de urgencias más rápido; y menores costes en atención médica", detallan.