Añadir un colorante azul a la colonoscopia podría mejorar la detección temprana del cáncer colorrectal

Imagen colon
IBEROINVESA - Archivo
Publicado 25/05/2018 17:40:01CET

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Tomar colorante azul antes de someterse a una colonoscopia podría mejorar la detección temprana del cáncer colorrectal, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Humanitas University Medical School en Milán (Italia) y presentado con motivo de la Digestive Disease Week.

   Cada año casi 137.000 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal, y más de 50,000 personas mueren a causa de esta enfermedad. Sin embargo, este tumor se puede prevenir con métodos de screening como la colonoscopia y, además, se puede curar si se detecta de forma precoz.

   No obstante, muchos polípos no se detectan en fases tempranas debido a que son planos o pequeños, lo que provoca que el cáncer se desarrolle. "La identificación de lesiones cancerosas y precancerosas es de suma importancia para prevenir este tumor y nuestro trabajo ha permitido detectar mejor los polípos difíciles de ver", ha explicado el investigador principal, Alessandro Repici.

   Los científicos estudiaron a 1.205 pacientes que se iban a someter a una colonoscopia en 20 centros en todo el mundo. A todos ellos les dividieron en tres grupos: unos que recibieron una dosis completa de colorante azul de metileno de liberación retardada oral, durante el proceso normal de preparación de la colonoscopia; otros recibieron un placebo durante la preparación; y otros que recibieron la mitad de la dosis del medicamento del estudio.

   El tercer grupo no formaba parte del análisis, pero se incluyó con fines de enmascaramiento para dificultar que los médicos participantes supieran qué pacientes pertenecían al grupo activo.

   En este sentido, los investigadores observaron que en aquellos a los que le habían suministrado la dosis completa de 200 miligramos de colorante se encontraron adenomas o pólipos y carcinomas en el 56,3 por ciento de los pacientes; mientras que en el grupo placebo se identificaron adenomas y carcinomas en 47,8 por ciento.

   Asimismo, se encontraron más lesiones planas y pequeñas (menos de 5 milímetros) en pacientes que usaron la dosis completa del azul de metileno de liberación retardada oral. También , y con la excepción de las heces azules y la decoloración de la orina, que eran los efectos esperados, menos del 6 por ciento de los pacientes experimentaron efectos adversos leves al tomar el colorante.