AMP.- Sanidad dice que los nuevos centros para drogodependientes logran altas terapéuticas en la mitad de tiempo

Actualizado 06/10/2014 20:48:22 CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos centros residenciales de tratamiento para drogodependientes (CRTD) puestos en marcha por la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, que han sustituido a las antiguas comunidades terapéuticas, están logrando altas terapéuticas en la mitad de tiempo con éxito de resultado.

Así lo ha señalado la directora gerente de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez, durante una comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, donde ha indicado que la estancia media en régimen de ingreso para estos pacientes en los CRTD fue de 63 días el año pasado, frente a las estancias de en torno a 140 días que se registraban en las antiguas comunidades terapéuticas.

Pérez ha explicado "que ante nuevos problemas se están aplicando nuevas soluciones", ya que el perfil del drogodependiente ha variado y hoy es el de un hombre soltero entre 41 y 50 años, con estudios primarios y nivel socioeconómico medio.

En general, no tiene problemas judiciales y vive en situación normalizada (sólo menos de un 4% se encuentra en situación de calle). Por otro lado, la cocaína es actualmente la droga principal motivo de tratamiento, ya que está presente en más del 58 por ciento de casos, sola o asociada a heroína (23%).

Planes terapéuticos individualizados con un enfoque más sanitario y con apoyo de intervenciones grupales y sociales; atención más intensiva para permitir procesos de recuperación más cortos; y mayor continuidad en los escalones del proceso de tratamiento con la puesta en marcha de centros de día que completan el proceso de deshabituación en régimen ambulatorio, facilitando la adaptación al entorno personal, son algunas de las claves para el logro de mejores resultados en los nuevos centros residenciales, ha expuesto Pérez.

El primer CRTD, que inició su actividad el 1 de marzo de 2012, ofrece 40 plazas para internamiento y otras 20 en régimen de centro de día. Y el segundo CRTD, que se puso en marcha el 1 de febrero de 2013, dispone de 20 plazas para internamiento y otras 20 en régimen de centro de día.

La cartera de servicios de estos centros plantea una oferta asistencial que tiene como finalidad la desintoxicación, la confirmación diagnóstica en abstinencia, los cuidados, la deshabituación y las recomendaciones al alta, para continuar el tratamiento en régimen ambulatorio.

270 PACIENTES ATENDIDOS EN LOS CRTD

Estos recursos asistenciales atendieron en 2013 a 270 pacientes, de los cuales cinco eran gestantes y 11 menores. El 65 por ciento de ellos recibieron el alta terapéutica, un dato "muy positivo", para la Agencia Antidroga, dadas las características y la complejidad de estos pacientes y el tiempo de funcionamiento de este tipo de recursos.

La Agencia Antidroga dispone de otro centro, el Centro de Atención Integral al Cocainómano (CAIC), que atiende específicamente la dependencia a cocaína. Dispone de 25 plazas en régimen de ingreso y otras 20 en régimen de centro de día con características similares a los CRTD. El CAIC atendió en 2013 a 134 pacientes con un resultado de un 68 por ciento de altas terapéuticas.

Además, la Agencia cuenta también con recursos residenciales de apoyo al tratamiento ubicados en distintas zonas de la región para dar soporte a los drogodependientes que carecen de un entorno social adecuado para realizar el tratamiento en un centro ambulatorio.

La directora gerente de la Agencia Antidroga ha comparecido en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid a petición del Grupo Parlamentario Popular, al objeto de informar sobre evolución de los recursos residenciales para la atención a drogodependientes.

Desde la oposición, todos los grupos han criticado los recortes en la Agencia, cuyo presupuesto ha pasado de casi 46 millones de euros en 2012 a 36 millones en el presente ejercicio, lo que supone un descenso de en torno a un 20 por ciento en dos años, según datos aportados por el portavoz de IU en la Comisión, Rubén Bejarano, quien ha advertido además de una pérdida de calidad asistencial y de la inestabilidad profesional de los trabajadores.

La diputada del PP Pilar Liébana ha dicho que el objetivo de la comparecencia era destacar que "la atención integral se ha adaptado a la nueva realidad de los drogodependientes", así como la "optimización de los recursos", al reducir los tiempos de ingresos.