Alto riesgo de demencia en adultos mayores tras la diálisis

Mayores, hospital, paciente, asistencia
PIXABAY - Archivo
Publicado 13/08/2018 7:10:33CET

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores de Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, EE.UU, han realizado un estudio donde han descubierto una tasa alta de demencia en adultos mayores después del inicio de la hemodiálisis.

"Queríamos arrojar luz sobre la gran carga de la demencia diagnosticada en pacientes mayores con insuficiencia renal que inician la hemodiálisis. Si bien pudimos estudiar la demencia diagnosticada, existe una gran necesidad de identificar también a pacientes con deterioro cognitivo leve y demencia no diagnosticada", ha declarado la autora principal del estudio, que saldrá en la próxima edición de la revista clínica de la Sociedad Americana de Nefrología, Mara McAdams-DeMarco.

El estudio, llevado a cabo por McAdams-DeMarco y sus colegas, ha analizado los datos de 356,668 pacientes de hemodiálisis de EE. UU. de 66 años. Así, han hallado que los riesgos entre 1 y 5 años de ser diagnosticado con demencia después de iniciar la hemodiálisis fueron del 4,6 y 16 por ciento para las mujeres y del 3,7 y 13 por ciento para los hombres.

Los riesgos respectivos de ser diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer fueron 0,6 y 2,6 por ciento para las mujeres y 0,4 y 2,0 por ciento para los hombres. Así como se sugiere que la incidencia de demencia a los 10 años es de 1,0-1,5 por ciento en adultos de 65 años y 7,4-7,6 por ciento en adultos de 75 años.

De esta forma, McAdams-DeMarco y su equipo estimaron que el riesgo a 10 años de un diagnóstico de demencia posthemodiálisis es del 19 por ciento para pacientes de 66-70 años, llegando al 28 por ciento para esos 76-80 años.

Los factores de riesgo para la demencia y la enfermedad de Alzheimer fueron ser negro; tener una edad 86 años; predomina el sexo femenino y estar en una residencia. Además, los pacientes mayores de hemodiálisis con un diagnóstico de demencia o enfermedad de Alzheimer tenían un riesgo 2 veces mayor de mortalidad.