Ayudan al transporte de células madre

Las algas pueden ayudar a tratar heridas

Algas ayudan al tratamiento de heridas
NEWCASTLE UNIVERSITY, UK
Actualizado 29/01/2016 15:04:40 CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las algas pueden ofrecer una fórmula para transportar las células madre y tratar las heridas. Un equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, detalla en un artículo publicado en 'STEM CELLS Translational Medicine' que una solución de algas de bajo costo puede alargar la vida de las células madre.

"Las células madre están rodeadas de un gel de alginato que les protege del medio ambiente, algo similar a los huevos de rana. Nos dimos cuenta de que no cambiaron incluso después de tres días a temperatura ambiente", explica el profesor de Ingeniería de Tejidos de la Universidad de Newcastle.

"Esto tiene un montón de ventajas y aplicaciones. Por ejemplo, las hemos utilizado para hacer un vendaje que contiene células madre humanas que podrían aplicarse a una herida, como una úlcera o quemadura, para acelerar el proceso de curación", añade este experto.

Hay mucha evidencia científica que muestra células madre de tejido adiposo (células madre mesenquimales derivadas de tejido adiposo) se puede utilizar para mejorar la cicatrización de heridas reduciendo la inflamación y la aceleración de cierre de la herida. Sin embargo, hasta ahora el problema ha sido que estas células madre han tenido que almacenarse y manipularse por expertos en condiciones especializadas, lo que limita su uso práctico.

En lugar de mantenerlos a 37 grados Celsius, en oxígeno atmosférico y dióxido de carbono al 5%, encerrando las células madre en un gel de alginato se prolonga su vida hasta por tres días a temperatura ambiente. Esto ofrece una solución efectiva y sencilla a muchos de los problemas del transporte de cultivos celulares.

El alginato es un material natural extraído de algas que se utiliza en cosméticos, fabricación de alimentos y, más recientemente, en la asistencia sanitaria. Sin células madre, se emplea en apósitos para heridas con el fin de mantener las quemaduras húmedas. El estudio encontró que después de tres días en un rango de temperaturas (de entre 4 y 21 grados C) hasta el 90 por ciento de las células madre eran todavía viables y estaban disponibles para curar. Médicamente, una viabilidad del 70 por ciento se considera aceptable.

CÉLULAS MADRE ENCAPSULADAS COMO CON UN CORSÉ

El equipo cree que la encapsulación de alginato ofrece un grado de protección del medio ambiente y que puede estar actuando como un corsé, evitando que se expandan y destruyan, un proceso conocido como lisis, que normalmente ocurre a lo largo de un día cuando las células no protegidas se almacenan en su estado líquido. Con el uso de la solución de alginato, el equipo de Newcastle consiguió desarrollar gotas de células madre y también un gel que se puede poner en un molde para formar una plataforma de gelatina o una película.

El doctor Stephen Swioklo describe el proceso: "Las células madre se cultivan a partir de la forma congelada estándar y luego se mezclan en la solución de alginato. Esto se extrae de un tipo de algas pardas, un alga utiliza comúnmente en los alimentos y aplicaciones médicas".

"También puede caer un vial de cloruro de calcio que forma enlaces cruzados haciendo que el conjunto de alginato se forme con diminutas gotas. O el gel puede colocarse en un molde para formar una película que se construya en un par de minutos. Hemos utilizado esto para hacer apósitos y vendajes.

Los investigadores vieron durante los experimentos realizados en su investigación que un disco circular sólo una pulgada (2,5 centímetros) de diámetro que preserva eficazmente un millón de células madre y podría contener fácilmente hasta 10 millones.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.