H. Aita Menni inaugura la primera unidad de España para enfermos mentales graves afectados por causas judiciales

Actualizado 07/10/2014 7:53:56 CET

SAN SEBASTIÁN, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Aita Menni de Arrasate (Guipúzcoa) ha puesto en funcionamiento la primera Unidad Psiquiátrica de España para atender a pacientes enfermos mentales que se hallan implicados en procesos judiciales como consecuencia de actuaciones derivadas de su propia enfermedad psiquiátrica.

La nueva infraestructura -denominada Unidad de Psiquiatría Legal- ha sido inaugurada este viernes por el director gerente del Hospital Aita Menni, Mikel Tellaeche, el viceconsejero del Departamento de Salud del Gobierno vasco, Guillermo Viñegra, y el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, entre otros.

La obra y puesta en funcionamiento de las instalaciones ha tenido un coste económico que asciende a 1,3 millones de euros, que han sido sufragados en su integridad por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.

La Unidad de Psiquiatría Legal, dirigida por el doctor Iñaki Madariaga, tiene como objetivo atender a aquellas personas con enfermedad mental grave y que por ordenamiento judicial han de ser atendidos en una Unidad Psiquiátrica de alta seguridad.

La instalación proporcionará un servicio de psiquiatría "con una orientación totalmente asistencial y al mismo tiempo con unas medidas de seguridad que permitan atender a pacientes que, a pesar de la complejidad de los trastornos que padecen, hasta ahora estaban en un entorno en el que no podían recibir la asistencia psiquiátrica que necesitaban", ha subrayado Madariaga.

INSTALACIONES

La Unidad de Psiquiatría Legal del Hospital Aita Menni tiene un total de 882 metros cuadrados que se distribuyen en diez habitaciones individuales, dos salones polivalentes, despachos para el personal sanitario, office-cocina, comedor y un patio exterior.

Sus instalaciones han sido creadas para dar respuesta a la seguridad de estos pacientes y personas que les atienden con el objetivo de evitar autolesiones, agresiones e intentos de fuga. De este modo, el mobiliario ha sido concebido para que no pueda ser usado como instrumento de agresión ni de autolesión.

En la Unidad se dispone de 55 cámaras de video (con visión nocturna) monitorizadas desde el puesto de Control General. Tanto en el interior, habitaciones, sala de estar, pasillos, comedor, como en el exterior, no existe ningún punto ciego. Además, predominan los espacios diáfanos a fin de que el personal asistencial pueda controlar visualmente todo lo que está sucediendo.

El acceso y salida de la Unidad de Psiquiatría Legal es completamente independiente de las instalaciones del resto del hospital, a fin de que el ingreso y la salida de pacientes se efectúe de forma discreta y segura, ya que en ocasiones es previsible que pueda haber presencia de fuerzas de seguridad en el traslado de los pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter