El abordaje del Hospital Clínico a mujeres con sospecha de sumisión química, declarado buena práctica del SNS

Comisión contra la Violencia del Hospital Clínico San Carlos
HOSPITAL CLÍNICO SAN CARLOS
Publicado 17/07/2018 18:42:31CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La experiencia del Hospital Clínico San Carlos de Madrid acerca del abordaje integral a mujeres con sospecha de sumisión química, generada por los profesionales que componen la Comisión contra la Violencia
de este hospital público madrileño, ha obtenido la declaración de Buenas
Prácticas del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Esta experiencia supone una "oportunidad de mejora" en relación con la detección de casos de mujeres que acuden a los servicios médicos de
Urgencias con sospecha de intoxicación involuntaria bajo la forma de sumisión química, asociada frecuentemente a agresiones sexuales o abuso de menores con utilización de agentes químicos para manipular la voluntad de la víctima, sobre lo que la Comisión contra la Violencia del Hospital Clínico San Carlos ha realizado un "profundo análisis" y elaborado una guía de detección clínica.

Esta guía, según ha explicado el Hospital, se ha basado en varios puntos principales al objeto de garantizar la normalización clínica y la continuidad e interacción de la asistencia de las mujeres afectadas: la existencia de un gestor de casos específico de sumisión química y el tratamiento integral para la persona que ha sido víctima de esta circunstancia.

Las características de esta actividad de buena práctica se centran en la contribución de la sensibilización de la población sobre esta forma de violencia y también hacia los profesionales para determinar la importancia de la actuación en el manejo clínico y médico legal de personas que se encuentren en estas situaciones.

Otros de los aspectos es la implantación de la guía como herramienta formativa para los profesionales, la actuación normalizada y homogénea y la atención de estas personas, "contribuyendo al perfeccionamiento de las habilidades del personal sanitario en la detección de la violencia de género en urgencias como la visibilización de las dificultades a las que se enfrentan en esta labor".

La experiencia desarrollada por los profesionales del Hospital Clínico San Carlos alcanza desde la detección de la situación de sumisión química a través de los indicadores de sospecha, hasta el refuerzo de habilidades formativas y las educacionales para los profesionales implicados en el proceso de atención a las pacientes en cuanto a la sensibilización de la población general, así como ante esta forma emergente de violencia de género.