NI LINFOMA NO-HODGKIN

Vivir cerca de centrales nucleares no aumenta el riesgo de leucemia infantil

Publicado 13/09/2013 11:36:07CET

LONDRES, 13 Sep. (Reuters/EP) -

Científicos del Grupo de Investigación del Cáncer Infantil de Reino Unido han comprobado que los niños que viven cerca de centrales nucleares no tienen más riesgo de desarrollar leucemia ni otros tipos de tumores como el linfoma no-Hodgkin que el resto de la población infantil, según los resultados de su estudio que publica la revista 'British Journal of Cancer'.

John Bithell, director de esta investigación, pretendía dar una respuesta a las preocupaciones de muchos ciudadanos que temían por este riesgo después de que en la década de 1980 se alertara de una aumento de cáncer en los niños que vivían cerca de la planta de Sellafield, al noroeste de Inglaterra. Además, un estudio en Alemania publicado en 2007 también sugería un significativo incremento de riesgo de cáncer.

Sin embargo, en el estudio se analizaron datos de unos 10.000 niños menores de 5 años y los cotejaron con los registros de nacimientos de casi todos los casos de leucemia infantil registrados en Gran Bretaña desde 1962 hasta 2007, y no encontraron ningún riesgo adicional de vivir cerca de este tipo de instalaciones.

Para ello, midieron la distancia a la que los niños vivieron de la planta nuclear más cercana, desde su nacimiento hasta que se les diagnosticó la leucemia o el linfoma no Hodgkin.

"Nuestros resultados deben servir para tranquilizar a la opinión pública, ya que no existe tal correlación", ha destacado Bithell.

En Reino Unido se registran cada año alrededor de 500 casos de leucemia en niños, pero los expertos recuerdan que actualmente entre el 85 y 90 por ciento de los casos se pueden curar.

De igual modo, el director de información del Cancer Research UK, Hazel Nunn, ha reconocido que los resultados son "alentadores" ya que confirman que nacer o vivir cerca de una central nuclear no conlleva un mayor número de casos de leucemia o tumores similares en niños.

No obstante, este experto insiste en que se deben seguir supervisando los niveles de radiación de los lugares cercanos "para descartar cualquier posible riesgo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter