La Unión Europea aprueba los criterios para identificar disruptores endocrinos en pesticidas

Pesticidas, campo de arroz
FLICKR/GARYCYCLES8
Actualizado 13/12/2017 13:11:58 CET

BRUSELAS, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los países de la Unión Europea han respaldado este miércoles los criterios para identificar la existencia de disruptores endocrinos en productos dedicados a la protección de plantas, según ha informado la Comisión Europea en un comunicado.

En concreto, los Veintiocho han dado su visto bueno a nivel de expertos a la nueva propuesta del Ejecutivo comunitario, después de que la primera fuera rechazada por el Parlamento Europeo el pasado 4 de octubre.

Bruselas ha señalado que este nuevo documento "tiene en cuenta la opinión expresada" por la Eurocámara y por lo tanto "no incluye una disposición específica para los llamados reguladores de crecimiento".

El comisario de Salud y Seguridad Alimetaria, Vytenis Andriukaitis, ha pedido celeridad tanto a los Estados miembros como al Parlamento Europeo para aprobar definitivamente la normativa, puesto que todavía deben dar su visto bueno formal a la misma, para "asegurar una rápida implementación de los criterios en 2018".

"Una vez aplicado, el texto garantizará que cualquier sustancia activa utilizada en pesticidas e identificada como un disruptor endocrino para personas o animales pueda ser analizada y retirada del mercado", ha expresado el comisario lituano.

Los criterios para la identificación de disruptores endocrinos en biocidas, que siguen un procedimientos diferente, entró en vigor el pasado 7 de diciembre y serán aplicables desde el 7 de junio de 2018.

Los alteradores endocrinos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), constituyen una "amenaza global" a la luz de la tendencia al alza de los desórdenes del sistema endocrino en humanos y animales y ha advertido de los efectos "adversos" que pueden tener en la salud reproductiva, así como para la función tiroidea, cerebral obesidad o el metabolismo.

La normativa europea exige que los pesticidas y biocidas no tengan efecto de alteración endocrina pero la UE necesita, para aplicar la legislación, dotarse de una lista de criterios científicos para identificar los alteradores endocrinos, el primer paso para poder reducir su presencia y mejorar la protección de la salud humana.