Una variación genética aumenta el riesgo de cáncer pulmonar

Actualizado 10/03/2010 11:22:23 CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los individuos con un cierto tipo de susceptibilidad genética al cáncer de pulmón afrontan un riesgo mucho mayor de la enfermedad incluso si su exposición al humo de cigarrillos es pequeña, según un estudio de la Universidad de Cincinnati que se publica en la edición digital de la revista 'Cancer Research'.

Según los investigadores, en las familias que portan esta variante genética, el riesgo de cáncer de pulmón es similar independientemente de si se fuma mucho o poco, incluso los que no han fumado nunca pero se han expuesto al humo ambiental y tienen antecedentes en la familia deberían pasar por cribados de detección precoz.

Marshall Anderson, investigador principal y miembro del Consorcio de Epidemiología Genética del Cáncer de Pulmón, señala que el estudio muestra una fuerte interacción genes-ambiente entre una región del cromosoma 6q y el tabaquismo. "Las personas con este locus de susceptibilidad pueden desarrollar cáncer de pulmón incluso fumando muy poco", afirma el investigador.

Los investigadores identificaron una porción de un cromosoma que contiene genes que tienden a ser heredados en conjunto, lo que se denomina haplotipo, que está asociado con el cáncer de pulmón para así estudiar el efecto de la región del cromosoma sobre el riesgo de la enfermedad.

Tras recopilar datos de varias localizaciones de reclutamiento de voluntarios, dividieron las exposiciones al tabaco según paquete-año, el equivalente a un paquete al día durante 20 años, en no fumadores, fumadores suaves (menos de 20 paquetes años), fumadores moderados (20-40 paquetes años) y muy fumadores (40 paquetes años).

En los miembros de familias sin este riesgo genético, el riesgo de desarrollar la enfermedad estaba muy asociado con el nivel de tabaquismo pero en aquellas familias en las que existía el haplotipo de riesgo genético, incluso un tabaquismo suave daba lugar a un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de pulmón. A partir de esto, el aumento en el tabaquismo en los miembros de estas familias conllevaba sólo un incremento débil en el riesgo de padecer el cáncer.

Anderson concluye que "si existen antecedentes familiares de cáncer de pulmón en su familia no se debería ni siquiera estar cerca de fumadores".