Según los investigadores del proyecto Euclids

Las variables genéticas geográficas influyen en la tasa de meningitis, más alta en Galicia o Euskadi que en Andalucía

Actualizado 26/10/2012 20:41:25 CET

En Galicia se estima que ocurren una media de 50 casos de enfermedad meningocócica cada año, con una mortalidad de en torno al 4%

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las variables genéticas en función de la situación geográfica influyen en la gravedad y el número de casos de meningitis, mayor en Galicia o el País Vasco que en otras zonas de España como Andalucía o Extremadura, según los datos de los investigadores del proyecto European Childhood Life-threatening Infectious Disease (Euclids).

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el pediatra e investigador del Hospital Clínico Federico Martinón-Torres, quien junto al genetista y profesor de Medicina de la USC Antonio Salas Ellacuriaga lideran la parte clínica del proyecto Euclids, que esta semana celebra su reunión anual en la capital gallega y que busca "entender mejor porque las infecciones bacterianas son la causa de una de cada cuatro muertes infantiles".

Según ha explicado el pediatra, el consorcio internacional Euclidis está formado por más de 300 investigadores que abordan el estudio multidisciplinar de las enfermedades infecciosas en edad pediátrica para desvelar los mecanismos exactos que condicionan la variabilidad en la expresión clínica y el pronóstico de las infecciones bacterianas graves.

En concreto, Martinón ha detallado que, en el marco del estudio Esigem, en un principio, investigadores "se centraban únicamente en un germen, el meningococo, un microorganismo especialmente peliagudo en Galicia por la cantidad de casos existentes y su gravedad". Así, ha indicado que, tras años estudiando "por qué este bicho mataba a unos niños en unas horas y a otros simplemente les producía un cuadro catarral se identificó que la causa era genética".

"Ahora sabemos que el meningococo no mata a quien quiere, sino a quien puede, y que eso está determinado en nuestros genes", ha asegurado el pediatra antes de explicar que "hay que estar en contacto con el microorganismo pero que no todo el mundo al entrar en contacto con el tiene la misma respuesta pues esta está determinada en los genes".

En concreto, han descubierto que un grupo de poliformismos dentro de dos genes de la familia del factor H del complemento, los genes CFH y CFHR3, protegen frente a la enfermedad meningocócica.

VARIABILIDAD GENÉTICA GEOGRÁFICA

Tras este descubrimiento, ha informado de que los estudios se centraron en "analizar si la explicación también podía estar en los genes según la variabilidad geográfica" pues, ha señalado, "en Galicia los casos se agrupan por zonas". En España, comunidades como Galicia o el País Vasco "registran más casos que otras como Andalucía o Extremadura".

"La respuesta es que sí", ha manifestado antes de detallar que "hay una agrupación de estas variaciones genéticas en función de donde estamos" pues "se agrupan en un determinado sitio no solo debido a condiciones climáticas o sociodemográficas, sino también a causas genéticas".

Este proyecto, que lidera el Servizo Galego de Saúde (Sergas) y está financiado por el Programa Marco Europeo con 12 millones de euros, es la continuación del estudio Esigem iniciado en España en 2005 cuando se creó una red de investigación para estudiar la Influencia Genética en la Enerfemdad Meningocócica, coordinada por Federico Martinón.

"Estamos aplicando en todas las enfermedades bacterianas graves la misma estrategia que nos ha permitido avanzar en el conocimiento de la enfermedad meningocócica desde un punto de vista multicisciplinar", ha indicado el pediatra que ha detallado que en las jornadas celebradas esta semana en Santiago de Compostela en el marco del proyecto participan pediatras, genetistas, ingenieros, bioinformáticos, biólogos o matemáticos.

INFECCIONES BACTERIANAS EN EL MUNDO

Según la Organización Mundial de Salud, al menos una de cada cuatro muertes infantiles que se producen en el mundo se deben a una infección bacteriana. Entre ellas, la enfermedad meningocócica es una de las más temidas, ya que causa globalmente más de 150.000 muertos cada año y 200.000 discapacidades graves o con secuelas.

Sólo en España, cada año se ven afectados más de 5.000 niños y hasta un 10 por ciento mueren o padecen graves secuelas, a pesar de los avances en el diagnóstico precoz, tratamiento y la prevención mediante vacunas.

Asimismo, en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) se atiende una media de 50 niños con infección bacteriana grave cada año, de los cuales 10-12 son debidas al meningococo. En Galicia, además, se estima que ocurren una media de 50 casos cada año sólo de enfermedad meningocócica, con una mortalidad de en torno al 4 por ciento.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.