día nacional del donante de órganos

Un trasplantado de riñón pide donaciones porque recibir "te cambia la vida y te vuelves uno más"



   VALENCIA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -


   Pedro Calero es un valenciano que, debido a una insuficiencia renal crónica, ha recibido, en dos ocasiones, un trasplante de riñón. Su vida, antes del nuevo órgano, transcurría ligada a una máquina de hemodiálisis y condicionada, en cuanto a alimentación, a su enfermedad. Gracias al nuevo riñón, Pedro siente que la vida le ha cambiado, que vuelve a "vivir otra vez" y a sentirse "uno más".  "Seamos solidarios que a cualquiera nos puede tocar", instó a la sociedad con motivo del Día Mundial del Donante de Órganos, que se celebra hoy.

   Este hombre, de 40 años de edad, explicó a Europa Press TV que le diagnosticaron la enfermedad muy joven, hace unos 20 años. Antes de recibir el riñón se encontraba "muy limitado", ya que tenía que ir tres veces por semana a hemodiálisis, de la que salía exhausto, y controlar de forma muy especial tanto lo que comía como, sobre todo, lo que bebía.

   "Mientras estás en diálisis te cambia la vida en cuanto a la alimentación, la relación con los amigos o la familia. No puedes desarrollar tu vida en cuanto que no puedes tomar o beber lo que quieras porque sabes que si te pasas, al día siguiente en diálisis lo vas a sufrir más y entonces, tienes que contenerte en muchas cosas", indicó.

   La diálisis, agregó, trastoca las vidas de estos enfermos, ya que tienen que ir tres veces por semana y estar conectados a la máquina una media de cuatro horas, tras lo que pueden salir mareados, con angustia o bajadas de tensión. "Es complicado aguantar", dijo. Además, agregó, también limita a la hora de salir de viaje, puesto que "tienes que buscar un centro que realice diálisis", y a la hora de compaginar el tratamiento con el trabajo.

   Sin embargo, con el trasplante, "te cambia la vida, vuelves a vivir otra vez, lo ves desde otro punto de vista, con otro color y otras ganas". "Vuelves a sentirte uno más", agregó.

   El nuevo órgano, destacó, proporciona "más libertad". "Simplemente saber que no tienes que ir mañana o esta tarde a diálisis te da una libertad plena, te permite desarrollar tu día a día".

   Pedro resaltó que él está trasplantado "gracias a las familias que en su día optaron por donar los órganos de su familiar más allegado" y por esto agradeció su acción e invitó a la sociedad a donar órganos, ya que cualquiera se puede "ver en esta situación". "Seamos solidarios que a cualquiera nos puede tocar", concluyó.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter