Resultados prometedores para nuevos fármacos

Una terapia experimental protege a algunos primates del Ébola, incluso después de la aparición de los síntomas

Vírus Del Ebola
CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION'S PUBL
Publicado 22/08/2013 10:13:14CET

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos han logrado tratar con éxito el mortal virus del Ébola en animales infectados después del inicio de los síntomas de la enfermedad, según un informe publicado este miércoles en 'Science Translational Medicine'. Los resultados son prometedores para el desarrollo de terapias contra el virus que causa fiebre hemorrágica con tasas de letalidad humana de hasta el 90 por ciento.

Según el autor principal, James Pettitt, del Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos (USAMRIID, en sus siglas en inglés), el equipo de investigación demostró previamente que el tratamiento, conocido como MB-003, protege al cien por cien de los primates no humanos cuando se les administra una hora después de la exposición al Ébola. Dos tercios de los animales fueron tabmién protegidos al ser tratados 48 horas después de la exposición.

Además, el 43 por ciento de los infectados primates no humanos se recuperó después de recibir el tratamiento por vía intravenosa entre 104 a 120 horas después de la infección. El diseño experimental fue significativamente diferente del anterior trabajo de este equipo, en el que los animales infectados no fueron tratados hasta que desarrollaron síntomas mensurables de la enfermedad.

El virus del Ébola ha sido responsable de numerosas muertes en África en los últimos años y, además de ser un problema de salud mundial, también se considera un posible agente biológico. "Hemos sido capaces de usar MB-003 como una verdadera contramedida terapéutica --resaltó uno de los autores, Gene Olinger, del USAMRIID--. Estos resultados iniciales empujan el umbral de la profilaxis de MB-003 a la postexposición".

Según los científicos, el Ébola se replica rápidamente a niveles muy altos, abrumando la capacidad del huésped para luchar contra la infección pero MB-003 es un "cóctel" de anticuerpos monoclonales que se unen para ayudar a inactivar el virus. Según Pettitt, los anticuerpos reconocen las células infectadas y activan el sistema inmune para matarlas, sin desencadenar efectos secundarios en los supervivientes.

MB-003 fue desarrollado a través de un esfuerzo de diez años de colaboración entre la industria privada y el Gobierno de Estados Unidos, con fondos de la Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzada (DARPA, en sus siglas en inglés), los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en sus siglas en inglés) y la Agencia de Defensa de Reducción de Amenazas (DTRA, también en sus siglas en inglés).

"Sin las vacunas o tratamientos terapéuticos autorizados actualmente para tratar o prevenir el virus del Ébola, MB-003 es un candidato prometedor a desarrollar", dijo Larry Zeitlin, presidente de la biofarmecéutica Mapp, con sede en San Diego, California (Estados Unidos).

MB-003 es manufacturado con un sistema a base de plantas por Kentucky BioProcessing (KBP), en Owensboro, Kentucky (Estados Unidos). Según el director de operaciones de la compañía, Barry Bratcher, el sistema a base de plantas permite una eficacia considerable y las instalaciones automatizadas de KBP mantienen MB-003 rentable y reducen el tiempo necesario de producción.

"Nuestra planta puede producir estas proteínas en dos semanas con una reducción sustancial en el costo frente a otros métodos de producción", aseguró Bratcher. "Este método avanzado de fabricación nos permite satisfacer las necesidades de froma más rápida y económica", insistió.

Zeitlin dijo que Mapp anunció recientemente la formación de una empresa conjunta entre LeafBio (brazo de comercialización de Mapp) y Defyrus de Toronto, en Canadá, para consolidar sus programas de anticuerpos, una relación que, a su juicio, agilizará el desarrollo de productos antifilovirus más potentes.

Según Zeitlin, el siguiente paso en el proceso de desarrollo de fármacos sería probar más ampliamente la seguridad de los anticuerpos en los animales y después evaluarse en voluntarios humanos. Finalmente, se requiere un estudio de la eficacia general en los primates no humanos y un mayor estudio de la seguridad en los seres humanos para que la agencia norteamericana del medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) otorgue la licencia del producto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter