Día Europeo de Concienciación del Paro Cardíaco

Las técnicas de reanimación cardiopulmonar pueden elevar las tasas de supervivencia un 40% tras parada cardiaca

Actualizado 07/10/2014 11:53:00 CET

El CERCP pedirá a Sanidad que a medio o largo plazo la formación en resucitación cardiopulmonar comience en la escuela

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las técnicas de reanimación cardiopulmonar pueden elevar las tasas de supervivencia un 40 por ciento tras parada cardiaca, un problema de salud pública de primera magnitud que requiere la atención de las Administraciones sanitarias, y del que se hace eco el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP), con motivo del Primer Día Europeo de Concienciación del Paro Cardíaco.

Esta iniciativa, que tendrá lugar mañana en toda Europa bajo el lema 'Tus manos pueden salvar vidas, ¡Salvemos a más de 100.000 vidas!', va dirigida a la población con el objetivo de aumentar el porcentaje de personas que aprenden e inician las medidas de reanimación cardiopulmonar.

En Europa se producen alrededor de 350.000 muertes súbitas al año fuera del hospital mientras en España la cifra oscila en torno a las 30.000, lo cual representa cerca de 1.000 paros cardiacos diarios. En el 80 por ciento de los casos, estos eventos tienen lugar en el hogar de los pacientes. La supervivencia al año de los pacientes que sufren un paro cardíaco, varía de unos países a otros, siendo la media de apenas el 10 por ciento.

Actualmente, está demostrado que si se realizan una serie de acciones encadenadas, que pueden ser realizadas por la mayoría de las personas, denominadas cadena de supervivencia, por parte de testigos presenciales, se podría aumentar la supervivencia en 2-3 veces. Sin embargo, "estas maniobras sólo se realizan en apenas 1 de cada 5 personas que sufren un Paro Cardíaco fuera del Hospital. De ahí la importancia de la educación a la población general", señalan desde el CERCP.

El CERCP, que incluye a 16 reconocidas sociedades médicas, dirige su primera campaña a la población escolar, que lleva como lema 'Niños salvando vidas, aprendiendo RCP en los colegios'; aunque también la quiere extender a la población general, y a la sanitaria en particular, para que tomen conciencia de la necesidad de tener los conocimientos suficientes para atender a una víctima que sufra paro cardiaco.

Según organismos internacionales para que la supervivencia por paro cardíaco aumente, alrededor del 20 por ciento de la población debería estar formada en técnicas de resucitación cardiopulmonar, lo que en España equivale a formar a nueve millones de personas. En España, el pasado año, a través de los cursos impartidos por las diferentes Sociedades que forman parte del CERCP, se formaron en unas 70.00 personas.

IMPULSO DESDE LA ESCUELA

Así, desde el CERCP se va a proponer al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que a medio o largo plazo, la formación en resucitación cardiopulmonar comience en la escuela, donde además es aconsejable la formación de los profesores para que difundan el conocimiento a los escolares. Así como la prevención de las enfermedades cardiovasculares y de la muerte súbita en los colegios.

Asimismo, se intenta intervenir ante los organismos pertinentes responsables de la educación, planificación y gestión, con el fin de promover la lucha contra las muertes evitables, súbitas y accidentales.

Además, pedirá a Sanidad que en un corto periodo de tiempo se incluya conocimiento de reanimación en la formación básica de aquellos colectivos como policía, personal de transporte sanitario, bomberos y otros miembros que intervienen habitualmente en emergencias.

"La parada cardiaca es un problema de salud pública de primera magnitud que requiere la atención de las administraciones sanitarias. El Ministerio de Sanidad debería liderar mediante el Consejo Interterritorial una racionalización de las diferentes legislaciones autonómicas", advierten.

Finalmente, pide que es elaboraren y difundan las recomendaciones para la práctica y la enseñanza de la RCP de acuerdo con las guías internacionales, e impulsar la investigación básica, clínica y epidemiológica en el área del Soporte Vital (SV) y la RCP, también se encuentran entre los fines de esta jornada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter