Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 29/02/2012

Publicado en 'The Lancet'

Los suplementos de selenio son perjudiciales para las personas que ya consumen suficiente en su dieta

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -    

   Aunque el selenio adicional podría beneficiar a las personas que carecen de este micronutriente esencial, para aquellos que ya consumen suficiente selenio (incluyendo una gran proporción de la población de EE.UU.), y que toman suplementos de selenio, éste podría ser perjudicial, y aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según una nueva revisión publicada en 'The Lancet'.

   "La ingesta de selenio varía enormemente en todo el mundo. Su consumo es alto en Venezuela, Canadá, EE.UU. y Japón, pero menor en Europa. Los suplementos se selenio son normalmente añadidos a las dietas, especialmente en los EE.UU., donde el 50 por ciento de la población toma suplementos dietéticos", explica la autora principal del estudio, Margaret Rayman, de la Universidad de Surrey, en el Reino Unido.

   El selenio es un mineral natural que se encuentra en el suelo y los alimentos, y es esencial, en pequeñas cantidades, para una buena salud. Una baja ingesta de selenio se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte, una función inmune pobre, y el deterioro cognitivo. Así, una mayor ingesta de selenio ha demostrado mejorar la fertilidad masculina, tener efectos antivirales, y proporcionar cierta protección contra el cáncer de próstata, pulmón, colon, recto y vejiga. Sin embargo, la evidencia también sugiere que el selenio tiene un rango terapéutico estrecho y, en niveles altos, puede tener efectos nocivos, tales como el aumento del riesgo de diabetes tipo 2.

   Durante los últimos 10 años, el uso de suplementos de selenio se ha generalizado, en gran parte, debido a la creencia de que el selenio puede reducir el riesgo de cáncer y otras enfermedades. Los complementos de selenio han sido comercializados para una multitud de condiciones, sobre la base de resultados de estudios observacionales. No obstante, los resultados de los ensayos clínicos para confirmar su eficacia han sido mixtos.

   El nuevo análisis revela que los estudios en diferentes poblaciones, con diferentes niveles de selenio, y los antecedentes genéticos, han producido resultados divergentes. De acuerdo con Rayman, estos resultados contradictorios pueden explicarse por el hecho de que la suplementación de selenio, como ocurre con muchos nutrientes, sólo es beneficiosa cuando la ingesta es insuficiente.

   Según la investigadora, el mayor beneficio de la suplementación de selenio recae en las personas con niveles bajos de selenio en sangre. Sin embargo, hasta la fecha, los ensayos más grandes se han hecho en países donde el nivel de selenio es bueno (como en los EE.UU.), y se necesitan más ensayos en poblaciones con bajo nivel de selenio.

   La revisión también sugiere que la interacción entre la ingesta de selenio y los antecedentes genéticos puede ser importante para las personas que podrían ser, más o menos, genéticamente receptivas a los beneficios de las proteínas que contienen selenio (selenoproteínas).

   Rayman concluye que "el factor crucial que hay que destacar es que las personas cuyo selenio en sangre es de 122 mg/L, o más, no deben tomar suplementos de selenio. Sin embargo, existen diversos beneficios para la salud, y ningún riesgo adicional, para las personas con bajo nivel de selenio, que sí podrían beneficiarse de este suplemento".

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra la política de cookies -
Uso de cookies