Solo 83 de los 323 cargos de las juntas directivas de los colegios de médicos de España son mujeres

Médico
JOINT TASK FORCE-BRAVO - Archivo
Publicado 27/04/2018 12:40:14CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio de Médicos de Orense, José Luis Jiménez Martínez, ha detallado durante la mesa redonda 'Feminismo y Medicina', que se ha celebrado este jueves dentro del '4º Congreso Nacional de Médicos Jóvenes', que solo 83 de los 323 cargos (presidentes, vicepresidentes, secretarios, tesoreros y vicesecretarios) de todos los colegios médicos de España son mujeres.

A la luz de estos datos, ha propuesto en este foro la creación de una Vocalía de Igualdad, que analice la situación y trabaje en posibles soluciones. Por ejemplo, ha explicado que ya hay "muchas instituciones" en las que el número de mujeres es superior al de hombres, como es el caso del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), que se encuentra a la cabeza con un 55,1 por ciento. No obstante, ha puntualizado "tienen un menor número de plazas en propiedad, más contratos temporales, sufren más acoso por parte de sus superiores o compañeros y la brecha salarial sigue siendo importante".

Por su parte, la doctora Raquel Gómez Bravo, investigadora y miembro de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) Internacional, ha destacado que en el terreno de la investigación a nivel mundial las mujeres sólo realizan el 30 por ciento de los trabajos y en España es una cifra similar: el 35,4.

Además, ha resaltado que la proporción de mujeres investigadoras "disminuye considerablemente" respecto a los hombres en los niveles superiores de la carrera científica en toda la Unión Europea, a pesar de que en los últimos años han obtenido el 65 por ciento de los grados universitarios y más del 45 por ciento de los doctorados.

En este Congreso también ha participado Marina García Suárez, estudiante de Medicina, quien lamenta que en la universidad todavía tiene que escuchar frases como que "las mujeres son genéticamente inferiores por tener más predisposición a alguna enfermedad", o que tenga hijos durante la residencia, ya que después "la profesión no dejará ser buenas madres o mejorar como médicas".

PROPUESTAS DE MEJORA

Impulsar medidas para facilitar la conciliación de la vida personal y profesional ha sido una de las soluciones propuestas por los participantes. Entre ellas, han barajado facilitar el acceso a jornadas laborales parciales tras la maternidad ya que la renuncia a oportunidades laborales a favor de la estabilidad familiar es frecuente.

En esta línea, Jiménez Martínez ha sugerido "reflexionar acerca de los valores que las médicas pueden aportar a la sociedad y promover estrategias de discriminación positiva para que puedan ocupar más puestos directivos".

No obstante, la doctora Clara Benedicto Subirá, médico de Atención Primaria y miembro del Grupo de Trabajo de Salud Mental de SoMaMFyC, ha apuntado que "en ocasiones hay críticas a que existan cuotas o paridad en los puestos porque parece que regalan algo a las mujeres y eso hace daño".

En última instancia, la doctora María José Fernández de Sanmamed, miembro del Grupo de Ética de CAMFIC, ha incidido en que "hay que hacer un esfuerzo conjunto para avanzar".

Así, ha propuesto, entre otras iniciativas, que los estudios que se hagan de las distintas patologías tengan en cuenta la diferencia de género, porque, a su juicio, "está demostrado que cuando las mujeres cuando están enfermas se les trata peor". Asimismo, ha pedido que en dichos estudios las firmas de los autores no vayan con siglas sino con el nombre completo para que "sea cada vez más visible la participación de las autoras".