Sólo un 13% de los niños come fruta a media mañana

Actualizado 04/05/2006 19:30:21 CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El 40% de las madres afirma que prepara un bocadillo a su hijo para llevar al colegio, el 20% de los niños lleva productos de bollería o galletas y el 14% consumen zumos comerciales; sin embargo, sólo el 13% come fruta para completar el desayuno a media mañana, según un estudio realizado por el Observatorio IdeaSana Eroski junto a la Fundación Dieta Mediterránea a familias con niños de 3 a 13 años. "No se debe abusar de la bollería, aunque a veces sea lo más rápido; lo mejor y más recomendable es que los niños se lleven fruta al colegio", señaló la vocal de Alimentación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Mercedes González.

Asimismo, el estudio muestra que el 26% de los niños asegura no llevarse nada al colegio, lo que supone una "deficiencia nutricional que se tratará de corregir en la comida pero que llevará al sobrepeso", aseguró la vocal de Alimentación. "Aunque cada vez estamos más concienciados, no se está haciendo del todo lo correcto", afirmó González, ya que el desayuno 'tipo' es de leche con galletas o cereales. El desayuno "ideal, sano, natural y completo", según la especialista, debería estar formado por diversos grupos de alimentos como cereales, pan, zumos y lácteos complementado por fruta a media mañana, "con una dedicación de tiempo mínima y en familia".

En este sentido, los resultados muestran que el 59% de los niños dedican al desayuno entre diez y 15 minutos, mientras que el 15% desayuna en menos de cinco minutos. Además, la tendencia es que a más edad se tarde menos tiempo. Lo recomendado, según la experta, es desayunar en un periodo de tiempo entre los 15 y los 20 minutos. Igualmente, González hizo hincapié en la importancia de que los niños desayunen en compañía de la familia, ya que "comen mejor", apuntó. En concreto, el 38% de los menores asegura desayunar con hermanos, el 20% con los padres y el 25% lo hace solo.

Por otra parte, los resultados muestran que el 97% de los niños desayuna en casa. En este entorno, aunque la vocal de Alimentación manifestó la preferencia de realizar el desayuno sin ver la televisión, un 46% de los niños desayuna frente al televisor mientras que un 22% habla con su familia.

González aseguró que "queda mucho camino por recorrer en los hábitos alimentarios saludables, porque aunque se oiga mucho de ellos, el ejemplo se sigue en la familia y si ésta no lo transmite a los hijos no se va a conseguir nada". Además, la especialista también subrayó la importancia de que los niños duerman las horas recomendadas y dejar preparado el día anterior el material para la mañana siguiente con el objetivo de sentarse a la mesa para desayunar "dedicando el tiempo necesario y disfrutando de la compañía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter