Socidrogalcohol reclama programas sanitarios contra el tabaco y acceso igualitario a fármacos de deshabituación

Dejar de fumar. Antitabaco. Abandonar el tabaco
BERBES - Archivo
Publicado 30/05/2018 14:05:53CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual, denuncia que la lucha contra el tabaco se ha "estancado" en España, por este motivo reclama a la Administración "el acceso a los fármacos de deshabituación, al menos en las mismas condiciones que tienen el resto de los fármacos para distintas patologías", y programas sanitarios adecuados en toda España.

Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este jueves, recuerda que, pese a haber puesto en marcha medidas sanitarias frente al tabaquismo, actualmente, "algunas normas no se cumplen y en cambio vamos introduciendo nuevas".

Lo datos muestran que entre los jóvenes de entre 14 y 18 años, han fumado en el último año el 34,7% la edad de inicio en el consumo se ha situado en 14,6 años, resumiendo en 2016, fuman 50.000 estudiantes más que en 2014 y de ellos más chicas que chicos. "Algo no estamos haciendo bien y es que según encuestas en la población general todavía hay entre un 28 - 30% de fumadores diarios, igual casi que hace 10 años", añade Pascual.

En su opinión el estancamiento puede deberse a que "la percepción de riesgo ha bajado, las medidas ya no son tan eficaces y los controles no siempre son exhaustivos. "Miremos si no las terrazas de los bares para fumadores, ¿cumplen correctamente la normativa? Pero hay algo que creemos es más importante. ¿Está convencida la sociedad y entre ellos la administración sanitaria y los propios profesionales que estamos delante de una enfermedad? Posiblemente un número importante de ellos todavía piensan que se trata de un vicio y los fumadores unos viciosos", se pregunta.

Asimismo, recuerda la ley española de 2005 señala que las Administraciones públicas competentes deben promover el desarrollo de programas sanitarios para la deshabituación tabáquica en la red asistencial sanitaria, en especial en la Atención Primaria. Así como programas de promoción del abandono del consumo de tabaco en instituciones docentes, centros sanitarios, centros de trabajo y entornos deportivos y de ocio y la creación de unidades de deshabituación tabáquica.

Además del acceso a tratamientos de deshabituación tabáquica, "cuya eficacia y coste-efectividad haya sido avalada por la evidencia científica, se potenciará y promoverá en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, valorando, en su caso, su incorporación a la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud".

"Creemos que, si se cumpliesen estos dos aspectos recogidos en la ley, el número de fumadores descendería y la morbimortalidad, incluida la cardíaca, objetivo para este año, disminuiría, pero sobre todo trataríamos a los fumadores como enfermos, porque lo son. Y si este fuese el objetivo real para el 2018, emplazamos pues a la administración a que cumpla con la ley, como no podría ser menos. La salud de los españoles se lo merece", concluye.